Blog de interés cultural, social y comunicacional. Site dedicado a la difusión de las artes y espectáculos. Pensamientos del colectivo imaginario. Reflexión sobre temas cotidianos. Una manera de proponer ideas para una Argentina mejor, comprometida con su gente, su pasado, presente y futuro. - EL OJO PARLANTE - Copyright © TM 2005 - 2008 - R.A.Carrasquet - Ciudad Autónoma de la Santísima Trinidad - Puerto de Santa María de los Buenos Aires - Sudamérica - República Argentina -

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Music Lyrics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

17.1.08

- GEOPOLITICA -




La tierra es plana, geopolítica ligera

El Pulitzer Thomas Friedman trafica cierto imperialismo detrás de su apología de globalización.

Javier Rombouts




Hay un viejo pero efectivo método para escribir un libro de análisis geopolítico ligero, entrador, best seller, acorde a los preceptos ideológicos del autor y que, por sobre todas las cosas, genere en el lector una aceptación alta de dichos preceptos. Si se quiere, algo muy parecido a la propaganda. Y tal vez no sea equivocado pensarlo de este modo.

Como sea, la ecuación primaria para este tipo de libro es la siguiente: establecer la base del trabajo sobre una verdad de perogrullo o, al menos, sobre un concepto difícil de refutar. Después, sólo resta mirar el costado de la foto que de alguna manera conviene y que fortalece la posición. Algo indispensable: un título con importante nivel de punch.

Thomas Friedman sabe de estas cosas. Es más: el columnista estrella del The New York Times –ganador de tres premios Pulitzer- tal vez sea uno de los periodistas en ejercicio que más sepa de estas cosas. Y en su libro La tierra es plana despliega todo su arsenal. Y, esto último, dicho literalmente.

Por supuesto, el título remite a Ptolomeo, a la idea arcaica de una tierra plana, sostenida por tortugas y elefantes. Pero está puesto en función del avance de las nuevas tecnologías y, por sobre todo, de la globalización como un hecho indiscutible. Esta mezcla de conceptos, el metatexto que se desprende de ellos, es atractivo. Desafortunadamente, también es el mejor punto de Friedman a lo largo de todo el trabajo.

Mi casa es tu casa

El autor parte del “aplanamiento” de la tierra. O, mejor, del aplanamiento de la economía y de la geopolítica entre los países en que se divide el planeta tierra. En resumen dice que la distancia entre las naciones es cada vez más pequeña. Y el motivo reside en que las nuevas tecnologías están haciendo posible que la geografía se vuelva irrelevante para decidir dónde situar un negocio.

Más adelante, como necesario desprendimiento de esta lógica, deduce un aplanamiento entre las empresas. Y asegura que sólo es necesario una buena idea para poner en marcha un emprendimiento. Incluso, para competir con las grandes multinacionales. Explica: si un producto es bueno, basta con eBay como cadena de distribución.

Este es el planteo. No mucho más. Después llegarán los ejemplos, tratados con un impecable estilo periodístico y con un notable concepto publicitario. Pero a no descuidarse, aunque parezca obvio en parte y en parte altamente discutible, no se trata de una tesis ingenua. Y mucho menos lanzada por casualidad.

Para comenzar, Friedman establece los motivos del aplanamiento terrestre. Y menciona, claro, Internet en primer lugar y, enseguida, algunos de sus derivados: el outsourcing y homesourcing, entre otros. Esto es: la vida y el trabajo cotidiano desde el escritorio de la propia casa. No más establecimientos donde ir a trabajar y, mucho menos, fronteras económicas entre los países. Desde la casa, el mundo. Pronto sabremos dónde está ubicada la residencia.

El autor agrega su propia cronología para explicar este fenómeno. El libro tiene en las primeras páginas el listado que detalla las “10 fuerzas que aplanaron la tierra”. Acá incluye tanto la aparición de Netscape en la bolsa de Nueva York como las primeras operaciones de outsourcing (subcontratación) y Offshoring (traslado de fábricas a países periféricos para abaratar costos).

Así deduce que la llegada de la fibra óptica y la banda ancha a ciudades como Bangalore (India) hicieron posible la existencia del Silicon Valley indio o, en sus propias palabras, “el turno noche de los trabajadores de los Estados Unidos”.

¿Se trata del planteo evidente, aunque discutible, de un fervoroso admirador de las nuevas tecnologías? ¿Es una alabanza epidérmica de los adelantos de la humanidad en materia de comunicaciones? ¿Es una mera campaña publicitaria a favor de Bill Gates, Nicholas Negroponte y Steve Jobs en formato de libro? De ningún modo: Friedman es bastante más inquietante.

La quinta columna

En su reconocido espacio del The New York Times del 18 de septiembre de 2003, Friedman afirmaba: “It’s time we Americans came to terms with something: France is not just our annoying ally. It is not just our jealous rival. France is becoming our enemy.” (”Es hora de que nosotros, estadounidenses, coincidamos en algo: Francia no es sólo un aliado molesto. No es sólo nuestro celoso rival. Francia está convirtiéndose en nuestro enemigo.”).

Durante el conflicto de los Balcanes, en esa misma columna, supo decir: “Twelve days of surgical bombing was never going to turn Serbia around. Let’s see what 12 weeks of less than surgical bombing does.” (”Doce días de bombardeo quirúrgico nunca iba a quebrar a Serbia. Veamos qué sucede si son doce semanas de bombardeo, algo menos que quirúrgico”)

Para la época del 11 de septiembre negro escribió: “Let’s all take a deep breath and repeat after me: Give war a chance. This is Afghanistan we’re talking about. Check the map. It’s far away.” (”Respiren profundo y repitan conmigo: démosle una oportunidad a la guerra. Estamos hablando de Afganistán. Fijense en el mapa. Está bien lejos”)

En su libro “Lexus and the Olive Tree”, afirmaba: “The hidden hand of the market will never work without a hidden fist. McDonald’s cannot flourish without McDonnell Douglas, the designer of the U.S. Air Force F-15. And the hidden fist that keeps the world safe for Silicon Valley’s technologies to flourish is called the U.S. Army, Air Force, Navy and Marine Corps.” (“La mano oculta del mercado nunca podrá funcionar sin un puño oculto. McDonald’s no puede florecer sin McDonnell Douglas, el diseñador del avión de la fuerza aérea estadounidense F-15. Y el puño oculto que mantiene al mundo seguro para que las tecnologías de Silicon Valley puedan florecer se llama Ejército de los Estados Unidos, Fuerza Aérea, los mariners de la Fuerza Naval”).

Aunque aparezca como un ingenuo fomentador de los best sellers tecnológicos, Friedman escribe La tierra es plana desde el mismo ángulo, con las mismas ideas con las que escribe sus columnas. Sólo que acá no les pide a sus compatriotas que avalen bombardeos o invasiones militares. No dice que un país está demasiado lejos a la hora de echar bombas. No habla de mano oculta y dura.

Así y todo, escribe lo mismo. Y no se trata de una contradicción. Sólo que, en este trabajo, la manera de avanzar es otra. Pero eso no supone desacelerar la marcha. En todo caso, si se quiere, se trata del silogismo del moderno conservador estadounidense. Y dice así: La tierra es plana y las fronteras desaparecen gracias a las nuevas tecnologías.
Las nuevas teconologías son nuestras, estén en California o en Bangalore.

Entonces, si la tierra es plana; la tierra es nuestra.

Si logo

En su libro No logo, la canadiense Naomi Klein analizaba las nuevas cadenas de construcción de valor del capitalismo, la aparición y el reinado de las marcas, la depreciación del producto como objeto en sí, y la consecuente tercerización de la producción hacia los países subdesarrollados.

Según su análisis, el valor otorgado al producto por la marca era la diferencia, porque aumentaba el precio final. Pero también el valor del producto hecho en países periféricos la marcaba porque disminuía los costos de producción. Para la empresa dueña de la marca, el negocio era (sigue siéndolo) la perfección del círculo. O, dicho en criollo, algo más que redondo. Para Klein –una reconocida militante de izquierda- la consecuencia elocuente era que este sistema hundía a millones de trabajadores bajo condiciones laborales miserables.

Friedman, en cambio, señala lo positivo de este escenario. A caballo de internet y la globalización, el autor habla de deslocalización de los negocios. Dice que con el paso de los años, cada vez importará menos en qué lugar del mundo se encuentre una empresa, porque desde cualquier sitio se podrá efectuar un negocio global. En todo caso, lo que no dice es dónde irán a parar las ganacias.

Lo cierto es que donde Klein sólo veía al viejo capitalismo disfrazado con ropaje moderno, Friedman observa un salto cualitivo, una suerte de abordaje cultural que debe cambiar la manera de pensar del empresariado mundial; su manera de vincularse para obtener mayores ganancias. Y libra a la suerte del mercado la profecía: “Los pequeños actuarán como grandes”. Ni una palabra sobre los puños ocultos que sostienen el mercado.

Es que en La tierra es plana, Friedman se presenta como un determinista tecnológico. Incluso, lo dice con esas exactas palabras. Y se reconoce convencido de que, a mayor “aplanamiento”, mejor mundo para todos. ¿Suena a tanda publicitaria? Lo es.

Según el autor, las poblaciones del Tercer Mundo podrán integrarse a este nuevo orden aplanado y menciona a la India y a China. Claro que no hace referencia –ni analiza- otros sitios distantes a pocos kilómetros de sus países ejemplos como Pakistán o Irán.

En todo caso, ese silencio es mejor que ciertos párrafos que incluye sobre Al Qaeda. Es que, en un arrojo filopolítico, Friedman define al grupo terrorista como “islamo-leninista”. Si se quiere, otro slogan publicitario que no resiste análisis.

Pero también, si se quiere, algo más: unir en un sólo concepto el mayor terror del siglo XX en el inconciente colectivo estadounidense con el mayor terror que los acecha desde comienzos del siglo XXI. Un único y enorme miedo, recorriendo la tierra plana; su tierra.

De otro modo, la definición es inentendible. Lo único seguro es que no fue puesta por descuido. La idea de vanguardia esgrimida por Friedman para reunir a Lenin y a Bin Laden es casi decimonónica. Extraño en un fundamentalista del futuro mirar tan lejos en el pasado.

Y no existe en el libro ningún otro punto de contacto que no sea la vaguedad de la “vanguardia”. De existir, seguro Friedman lo hubiese mencionado con el mismo énfasis que omitió los orígenes del grupo terrorista. Es que resulta difícil de creer que el columnista de The New York Times haya olvidado que Al Qaeda se formó gracias al aporte económico y militar de los Estados Unidos, durante la guerra que Afganistán mantuvo contra la Unión Soviética.

La tierra es plana, dice Friedman. No dice que lo será, afirma que el futuro ya llegó. Entonces, como si fuera un profeta, le pregunta a los estadounidenses: ¿Qué debe hacer Estados Unidos para que el aplanamiento del mundo no le quite sus actuales ventajas competitivas?

Tal vez, de la respuesta a esa pregunta dependa que la tierra siga siendo rendonda.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ArgenBlogs
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Visit www.BitterDays.co.uk  Bitacoras.com
imagen
Blog Directory - Add Link Blog Directory - Add Link Firefox El Catalejo, Portal de cultura Download Juice, the cross-platform podcast receiver
Directory of Commentary Blogs width=99 height=99 alt='myspace layouts, myspace codes, glitter graphics' border=0> Blog Search: The Source for Blogs Iscritto su CercaBlog.com la blogoteca Support WWF Blog Search: The Source for Blogs Segnalato da BlogNews
» Who had link here
blog search directory

imagen
LyricsDownload.com

Powered by BloggerVisitor locations Page copy protected against web site content infringement by Copyscape />
Liblogs BlogsPeru.com

Blogs Dominicanos Top 100 Italia di BlogItalia.it e Technorati
BloGalaxia
adopt your own virtual pet!
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Blog Search: The Source for Blogs
Blog Flux Suggest - Find and Search Blogs Google PageRank Checker - Page Rank Calculator Button Creator for Free Terror Alert Level
Contador Gratis
« myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
free Lyrics
Image Hosted by ImageShack.us Support WWF Support WWF's campaign against toxic chemicals Support WWF's campaign against toxic chemicals
Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Silktide SiteScore for this website BlogItalia.it - La directory italiana dei blog Herramientas para blogs y paginas web href="http://www.blogs.com.br" target="_blank">O Ponto de Encontro dos Blogueiros do Brasil
Get your own calendar

get peeptin @ flooble
adopt your own virtual pet! myspace layouts, myspace codes, glitter graphics British Blog Directory Scottish Blogs. English Blog Directory. British Blog Directory. Welsh Blogs. Northern Irish Blog Directory. Wannabe Expat - BritBlog myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics EnTrETeNhA-Me Depósito do Calvin Firefox
Página de recogida de firmas: http://sidar.org/firmas.
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index BritBlog Needs You!
CURRENT MOON
Bloogz

Powered by Blogger

Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

BlogsPeru.com

http://www.sidar.org/firmas=Internet accesible para todos ¡YA!. Página de la petición. Revistas Culturales BloGalaxia
lyrics
a - z LYRICS

Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Sitios Argentina.com.ar logo myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

adopt your own virtual pet!
Make Some Noise - Amnistía Internacional
Join
<!-- BEGIN bunnyhero labs pet code -->
<table border= adopt your own virtual pet! body { background:#135; margin:0; padding:40px 20px; font:x-small "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-Serif; text-align:center; color:#ccc; font-size/* */:/**/small; font-size: /**/small; } a:link { color:#9bd; text-decoration:none; } a:visited { color:#a7a; text-decoration:none; } a:hover { color:#ad9; text-decoration:underline; } a img { border-width:0; } /* Header ----------------------------------------------- */ @media all { #header { width:660px; margin:0 auto 10px; border:1px solid #468; } } @media handheld { #header { width:90%; } } #blog-title { margin:5px 5px 0; padding:20px 20px .25em; border:1px solid #357; border-width:1px 1px 0; font-size:200%; line-height:1.2em; color:#eee; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; } #blog-title a { color:#eee; text-decoration:none; } #blog-title a:hover { color:#ad9; } #description { margin:0 5px 5px; padding:0 20px 20px; border:1px solid #357; border-width:0 1px 1px; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#79b; } /* Content ----------------------------------------------- */ @media all { #content { width:660px; margin:0 auto; padding:0; text-align:left; } #main { width:410px; float:left; } #sidebar { width:220px; float:right; } } @media handheld { #content { width:90%; } #main { width:100%; float:none; } #sidebar { width:100%; float:none; } } /* Headings ----------------------------------------------- */ h2 { margin:1.5em 0 .75em; font:bold 78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#777; } /* Posts ----------------------------------------------- */ @media all { .date-header { margin:1.5em 0 .5em; color:#579; } .post { margin:.5em 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } } @media handheld { .date-header { padding:0 1.5em 0 1.5em; } .post { padding:0 1.5em 0 1.5em; } } .post-title { margin:.25em 0 0; padding:0 0 4px; font-size:140%; line-height:1.4em; color:#fc6; } .post-title a { text-decoration:none; color:#fc6; } .post-title a:hover { color:#fff; } .post div { margin:0 0 .75em; line-height:1.6em; } p.post-footer { margin:-.25em 0 0; color:#357; } .post-footer em, .comment-link { font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .post-footer em { font-style:normal; color:#579; margin-right:.6em; } .comment-link { margin-left:.6em; } .post img { padding:4px; border:1px solid #222; } .post blockquote { margin:1em 20px; } .post blockquote p { margin:.75em 0; } /* Comments ----------------------------------------------- */ #comments h4 { margin:1em 0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#579; } #comments h4 strong { font-size:130%; } #comments-block { margin:1em 0 1.5em; line-height:1.6em; } #comments-block dt { margin:.5em 0; } #comments-block dd { margin:.25em 0 0; } #comments-block dd.comment-timestamp { margin:-.25em 0 2em; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } #comments-block dd p { margin:0 0 .75em; } .deleted-comment { font-style:italic; color:gray; } /* Sidebar Content ----------------------------------------------- */ .sidebar-title { color:#579; } #sidebar ul { margin:0 0 1.5em; padding:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; list-style:none; } #sidebar li { margin:0; padding:0 0 .25em 15px; text-indent:-15px; line-height:1.5em; } #sidebar p { line-height:1.5em; } /* Profile ----------------------------------------------- */ #profile-container { margin:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-img { display:inline; } .profile-img img { float:left; padding:4px; border:1px solid #357; margin:0 8px 3px 0; } .profile-data { margin:0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .profile-data strong { display:none; } .profile-textblock { margin:0 0 .5em; } .profile-link { margin:0; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; } #footer hr { display:none; } #footer p { margin:0; padding-top:15px; font:78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; }

17.1.08

- GEOPOLITICA -




La tierra es plana, geopolítica ligera

El Pulitzer Thomas Friedman trafica cierto imperialismo detrás de su apología de globalización.

Javier Rombouts




Hay un viejo pero efectivo método para escribir un libro de análisis geopolítico ligero, entrador, best seller, acorde a los preceptos ideológicos del autor y que, por sobre todas las cosas, genere en el lector una aceptación alta de dichos preceptos. Si se quiere, algo muy parecido a la propaganda. Y tal vez no sea equivocado pensarlo de este modo.

Como sea, la ecuación primaria para este tipo de libro es la siguiente: establecer la base del trabajo sobre una verdad de perogrullo o, al menos, sobre un concepto difícil de refutar. Después, sólo resta mirar el costado de la foto que de alguna manera conviene y que fortalece la posición. Algo indispensable: un título con importante nivel de punch.

Thomas Friedman sabe de estas cosas. Es más: el columnista estrella del The New York Times –ganador de tres premios Pulitzer- tal vez sea uno de los periodistas en ejercicio que más sepa de estas cosas. Y en su libro La tierra es plana despliega todo su arsenal. Y, esto último, dicho literalmente.

Por supuesto, el título remite a Ptolomeo, a la idea arcaica de una tierra plana, sostenida por tortugas y elefantes. Pero está puesto en función del avance de las nuevas tecnologías y, por sobre todo, de la globalización como un hecho indiscutible. Esta mezcla de conceptos, el metatexto que se desprende de ellos, es atractivo. Desafortunadamente, también es el mejor punto de Friedman a lo largo de todo el trabajo.

Mi casa es tu casa

El autor parte del “aplanamiento” de la tierra. O, mejor, del aplanamiento de la economía y de la geopolítica entre los países en que se divide el planeta tierra. En resumen dice que la distancia entre las naciones es cada vez más pequeña. Y el motivo reside en que las nuevas tecnologías están haciendo posible que la geografía se vuelva irrelevante para decidir dónde situar un negocio.

Más adelante, como necesario desprendimiento de esta lógica, deduce un aplanamiento entre las empresas. Y asegura que sólo es necesario una buena idea para poner en marcha un emprendimiento. Incluso, para competir con las grandes multinacionales. Explica: si un producto es bueno, basta con eBay como cadena de distribución.

Este es el planteo. No mucho más. Después llegarán los ejemplos, tratados con un impecable estilo periodístico y con un notable concepto publicitario. Pero a no descuidarse, aunque parezca obvio en parte y en parte altamente discutible, no se trata de una tesis ingenua. Y mucho menos lanzada por casualidad.

Para comenzar, Friedman establece los motivos del aplanamiento terrestre. Y menciona, claro, Internet en primer lugar y, enseguida, algunos de sus derivados: el outsourcing y homesourcing, entre otros. Esto es: la vida y el trabajo cotidiano desde el escritorio de la propia casa. No más establecimientos donde ir a trabajar y, mucho menos, fronteras económicas entre los países. Desde la casa, el mundo. Pronto sabremos dónde está ubicada la residencia.

El autor agrega su propia cronología para explicar este fenómeno. El libro tiene en las primeras páginas el listado que detalla las “10 fuerzas que aplanaron la tierra”. Acá incluye tanto la aparición de Netscape en la bolsa de Nueva York como las primeras operaciones de outsourcing (subcontratación) y Offshoring (traslado de fábricas a países periféricos para abaratar costos).

Así deduce que la llegada de la fibra óptica y la banda ancha a ciudades como Bangalore (India) hicieron posible la existencia del Silicon Valley indio o, en sus propias palabras, “el turno noche de los trabajadores de los Estados Unidos”.

¿Se trata del planteo evidente, aunque discutible, de un fervoroso admirador de las nuevas tecnologías? ¿Es una alabanza epidérmica de los adelantos de la humanidad en materia de comunicaciones? ¿Es una mera campaña publicitaria a favor de Bill Gates, Nicholas Negroponte y Steve Jobs en formato de libro? De ningún modo: Friedman es bastante más inquietante.

La quinta columna

En su reconocido espacio del The New York Times del 18 de septiembre de 2003, Friedman afirmaba: “It’s time we Americans came to terms with something: France is not just our annoying ally. It is not just our jealous rival. France is becoming our enemy.” (”Es hora de que nosotros, estadounidenses, coincidamos en algo: Francia no es sólo un aliado molesto. No es sólo nuestro celoso rival. Francia está convirtiéndose en nuestro enemigo.”).

Durante el conflicto de los Balcanes, en esa misma columna, supo decir: “Twelve days of surgical bombing was never going to turn Serbia around. Let’s see what 12 weeks of less than surgical bombing does.” (”Doce días de bombardeo quirúrgico nunca iba a quebrar a Serbia. Veamos qué sucede si son doce semanas de bombardeo, algo menos que quirúrgico”)

Para la época del 11 de septiembre negro escribió: “Let’s all take a deep breath and repeat after me: Give war a chance. This is Afghanistan we’re talking about. Check the map. It’s far away.” (”Respiren profundo y repitan conmigo: démosle una oportunidad a la guerra. Estamos hablando de Afganistán. Fijense en el mapa. Está bien lejos”)

En su libro “Lexus and the Olive Tree”, afirmaba: “The hidden hand of the market will never work without a hidden fist. McDonald’s cannot flourish without McDonnell Douglas, the designer of the U.S. Air Force F-15. And the hidden fist that keeps the world safe for Silicon Valley’s technologies to flourish is called the U.S. Army, Air Force, Navy and Marine Corps.” (“La mano oculta del mercado nunca podrá funcionar sin un puño oculto. McDonald’s no puede florecer sin McDonnell Douglas, el diseñador del avión de la fuerza aérea estadounidense F-15. Y el puño oculto que mantiene al mundo seguro para que las tecnologías de Silicon Valley puedan florecer se llama Ejército de los Estados Unidos, Fuerza Aérea, los mariners de la Fuerza Naval”).

Aunque aparezca como un ingenuo fomentador de los best sellers tecnológicos, Friedman escribe La tierra es plana desde el mismo ángulo, con las mismas ideas con las que escribe sus columnas. Sólo que acá no les pide a sus compatriotas que avalen bombardeos o invasiones militares. No dice que un país está demasiado lejos a la hora de echar bombas. No habla de mano oculta y dura.

Así y todo, escribe lo mismo. Y no se trata de una contradicción. Sólo que, en este trabajo, la manera de avanzar es otra. Pero eso no supone desacelerar la marcha. En todo caso, si se quiere, se trata del silogismo del moderno conservador estadounidense. Y dice así: La tierra es plana y las fronteras desaparecen gracias a las nuevas tecnologías.
Las nuevas teconologías son nuestras, estén en California o en Bangalore.

Entonces, si la tierra es plana; la tierra es nuestra.

Si logo

En su libro No logo, la canadiense Naomi Klein analizaba las nuevas cadenas de construcción de valor del capitalismo, la aparición y el reinado de las marcas, la depreciación del producto como objeto en sí, y la consecuente tercerización de la producción hacia los países subdesarrollados.

Según su análisis, el valor otorgado al producto por la marca era la diferencia, porque aumentaba el precio final. Pero también el valor del producto hecho en países periféricos la marcaba porque disminuía los costos de producción. Para la empresa dueña de la marca, el negocio era (sigue siéndolo) la perfección del círculo. O, dicho en criollo, algo más que redondo. Para Klein –una reconocida militante de izquierda- la consecuencia elocuente era que este sistema hundía a millones de trabajadores bajo condiciones laborales miserables.

Friedman, en cambio, señala lo positivo de este escenario. A caballo de internet y la globalización, el autor habla de deslocalización de los negocios. Dice que con el paso de los años, cada vez importará menos en qué lugar del mundo se encuentre una empresa, porque desde cualquier sitio se podrá efectuar un negocio global. En todo caso, lo que no dice es dónde irán a parar las ganacias.

Lo cierto es que donde Klein sólo veía al viejo capitalismo disfrazado con ropaje moderno, Friedman observa un salto cualitivo, una suerte de abordaje cultural que debe cambiar la manera de pensar del empresariado mundial; su manera de vincularse para obtener mayores ganancias. Y libra a la suerte del mercado la profecía: “Los pequeños actuarán como grandes”. Ni una palabra sobre los puños ocultos que sostienen el mercado.

Es que en La tierra es plana, Friedman se presenta como un determinista tecnológico. Incluso, lo dice con esas exactas palabras. Y se reconoce convencido de que, a mayor “aplanamiento”, mejor mundo para todos. ¿Suena a tanda publicitaria? Lo es.

Según el autor, las poblaciones del Tercer Mundo podrán integrarse a este nuevo orden aplanado y menciona a la India y a China. Claro que no hace referencia –ni analiza- otros sitios distantes a pocos kilómetros de sus países ejemplos como Pakistán o Irán.

En todo caso, ese silencio es mejor que ciertos párrafos que incluye sobre Al Qaeda. Es que, en un arrojo filopolítico, Friedman define al grupo terrorista como “islamo-leninista”. Si se quiere, otro slogan publicitario que no resiste análisis.

Pero también, si se quiere, algo más: unir en un sólo concepto el mayor terror del siglo XX en el inconciente colectivo estadounidense con el mayor terror que los acecha desde comienzos del siglo XXI. Un único y enorme miedo, recorriendo la tierra plana; su tierra.

De otro modo, la definición es inentendible. Lo único seguro es que no fue puesta por descuido. La idea de vanguardia esgrimida por Friedman para reunir a Lenin y a Bin Laden es casi decimonónica. Extraño en un fundamentalista del futuro mirar tan lejos en el pasado.

Y no existe en el libro ningún otro punto de contacto que no sea la vaguedad de la “vanguardia”. De existir, seguro Friedman lo hubiese mencionado con el mismo énfasis que omitió los orígenes del grupo terrorista. Es que resulta difícil de creer que el columnista de The New York Times haya olvidado que Al Qaeda se formó gracias al aporte económico y militar de los Estados Unidos, durante la guerra que Afganistán mantuvo contra la Unión Soviética.

La tierra es plana, dice Friedman. No dice que lo será, afirma que el futuro ya llegó. Entonces, como si fuera un profeta, le pregunta a los estadounidenses: ¿Qué debe hacer Estados Unidos para que el aplanamiento del mundo no le quite sus actuales ventajas competitivas?

Tal vez, de la respuesta a esa pregunta dependa que la tierra siga siendo rendonda.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home