Blog de interés cultural, social y comunicacional. Site dedicado a la difusión de las artes y espectáculos. Pensamientos del colectivo imaginario. Reflexión sobre temas cotidianos. Una manera de proponer ideas para una Argentina mejor, comprometida con su gente, su pasado, presente y futuro. - EL OJO PARLANTE - Copyright © TM 2005 - 2008 - R.A.Carrasquet - Ciudad Autónoma de la Santísima Trinidad - Puerto de Santa María de los Buenos Aires - Sudamérica - República Argentina -

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Music Lyrics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

5.8.07

- LIBERTADORES -




¿Qué somos, bolivarianos o sanmartinianos?


Cuando Simón Bolívar y José de San Martín se reunieron en Guayaquil en 1822, no se sentaron frente a frente sólo dos generales victoriosos unidos por el mismo ideal de la independencia americana, sino también los portadores de dos concepciones opuestas del poder.

Bolívar y San Martín fueron dos personalidades tan extraordinarias que Plutarco (46-119) no habría vacilado en incluirlos en sus famosas Vidas paralelas . Cuando América se emancipó, el nuevo continente tuvo que llenar el vacío de poder que le dejaba el tumultuoso alejamiento de sus tutores europeos. Para remediar esta carencia, surgieron dos modelos políticos. Uno personalista, el de Bolívar. Otro institucional, el de San Martín.

Como acaba de hacerlo notar Natalio Botana en "La semana internacional" del último domingo, Bolívar aspiraba a lo que se dio en llamar la presidencia perpetua . Luego del retiro de San Martín en Guayaquil, el gran venezolano pudo ejercer la presidencia simultánea de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Una presidencia que era, en su intención, "perpetua". El proyecto "bolivariano" finalmente fracasó, pero su diseño apuntaba a reemplazar el mando de una persona, el rey español, por el de otra persona, el caudillo latinoamericano que aspiraba a ser Bolívar, de modo tal que el vacío de poder generado por el alejamiento de un mando unipersonal situado en Europa fuera cubierto por un nuevo mando unipersonal de origen criollo, cambiando de este modo la titularidad pero no la sustancia del poder.

Botana incluye esta cita de Bolívar, que avaló su proyecto con las siguientes palabras: "El presidente de la República viene a ser en nuestra Constitución como el sol que, firme en su centro, da vida al Universo". Si bien el libertador venezolano confesaba su fe republicana, el hecho es que quiso demorar la creación de una auténtica república en América latina.

Bolívar pretendió sustituir el personalismo monárquico español por un nuevo personalismo sólo aparentemente republicano. Por eso nuestro Alberdi, al advertir que la independencia "externa" de España podría no equivaler a la libertad "interna" de los latinoamericanos, se preguntó angustiado: "Ahora que nos hemos liberado de España, ¿quién nos libertará de nuestros libertadores?"

El renunciamiento


Hay dos maneras de fundar un régimen político. Una es prolongar sin plazos el poder del que ha liberado al país de su antigua dependencia. Este fue el método de Bolívar. La otra es abrir el juego del poder a nuevos actores para que, entre todos, habiliten la "libertad interna" de los ciudadanos. Este fue el método de San Martín. Un método que, en vez de exaltar al libertador de la antigua dependencia, lo llevó en dirección del renunciamiento .

Este es el método que no inaugura la pasajera exaltación de un hombre, sino la larga vigencia de un sistema. Es que los fundadores de un sistema sólo lo son cuando se van . Tenemos altos ejemplos de ello en América. George Washington, el primer presidente de la democracia norteamericana, sólo la fundó de verdad cuando, después de haber ejercido el poder por dos períodos sucesivos de cuatro años, entre 1789 y 1797, decidió irse a su granja como el héroe romano Cincinato. Fue a partir de ahí que los Estados Unidos iniciaron su larga travesía republicana, que lleva más de dos siglos de ininterrumpida vigencia.

Pero el ejemplo de Washington no ha sido el único en América. En 1994, después de haber ejercido por cuatro años la presidencia de Chile tras la dictadura de Pinochet, Patricio Aylwin resistió a pie firme las presiones que lo incitaban a promover el cambio de la Constitución para ser reelecto. La república estable que es hoy Chile nació en ese momento de renunciamiento, porque, desde su gran ejemplo inaugural, ninguno de los sucesores de Aylwin ha pretendido la reelección inmediata. El Chile de hoy es una auténtica república porque no prevaleció en sus inicios ningún "bolivariano".

Pero no habría que irse demasiado lejos de nuestras playas para encontrar otros presidentes "sanmartinianos". La fórmula del renunciamiento no pudo aplicarse entre nosotros en vida del Libertador porque la "dictadura perpetua" de Rosas duró de 1829 a 1852. No bien aprobada la Constitución de Alberdi que todavía nos rige, empero, Urquiza, el primer presidente constitucional, no buscó ser reelecto. Después vino la serie de los grandes presidentes, de los Mitre, Sarmiento, Avellaneda y Roca, ninguno de los cuales aspiró a ser reelecto de inmediato y sólo uno de los cuales, Roca, fue reelecto después de dos períodos de seis años, en cuyo transcurso otro presidente de la talla de Pellegrini pudo gobernarnos. La Argentina del impar crecimiento económico de fines del siglo XIX y de principios del siglo XX, en suma, no fue bolivariana sino sanmartiniana.

¿Bolívar vuelve?

¿La Argentina de hoy sigue siendo sanmartiniana? Es lícito dudarlo. El proyecto de elegir a uno de los Kirchner en lugar del otro en octubre, ¿no se parece más en cambio a la pretensión de fundar una "copresidencia perpetua", de signo bolivariano?

¿A qué se debe en todo caso el eclipse de nuestra tradición sanmartiniana? Podrían encontrarse dos causas de esta regresión institucional. Una, la hostilidad de piel de los Kirchner contra las Fuerzas Armadas, que implica retirar de escena no sólo al más grande de los generales de nuestra historia, sino también a ese héroe contemporáneo que es el capitán Tarapow del Irízar. La otra, la influencia confesadamente bolivariana del dictador venezolano, Hugo Chávez, que mañana volverá a visitarnos con sus manos repletas.

Cuando Chávez se confiesa bolivariano, quiere hacer dos cosas. Una, homenajear con justicia a uno de los dos grandes libertadores latinoamericanos. La otra, replicar el modelo bolivariano de la "presidencia perpetua". La ambición del poder ilimitado que tiene en Chávez su máxima expresión en nuestra América viene a coincidir por otra parte con nuestra historia reciente porque, de Perón en adelante, la idea de la presidencia perpetua se expandió entre nosotros.

A poco de ser elegido presidente en 1946, en efecto, Perón promovió con éxito una reforma constitucional que incluía la reelección indefinida del presidente. Su ejemplo fue seguido después por dos gobiernos militares que, con diversos métodos, pretendieron un poder sin plazos: el de Onganía en 1966 y el de Videla en 1976. Pero la Constitución de 1853 volvió con la democracia en 1983 hasta que Menem quiso y obtuvo, con el respaldo de Alfonsín, el regreso de las reelecciones inmediatas.

Cuando Chávez impuso de nuevo la meta de la presidencia perpetua, pues, encontró una Argentina políticamente predispuesta. Una Argentina, más que sanmartiniana, bolivariana. Y en cuanto a los Kirchner, ¿quién se animaría a adscribirles una vocación sanmartiniana? En Cuba y en Venezuela, en Ecuador y Bolivia, y también entre nosotros, se expande hoy entre los latinoamericanos el personalismo autoritario que heredamos de España y que nuestra madre patria ha abandonado, sin embargo, desde la muerte de Franco en 1975 para convertirse, seguida por naciones como Chile, México, Brasil y Uruguay, en una de las democracias exitosas de nuestro tiempo.

Por Mariano Grondona
La Nación Opinión

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ArgenBlogs
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Visit www.BitterDays.co.uk  Bitacoras.com
imagen
Blog Directory - Add Link Blog Directory - Add Link Firefox El Catalejo, Portal de cultura Download Juice, the cross-platform podcast receiver
Directory of Commentary Blogs width=99 height=99 alt='myspace layouts, myspace codes, glitter graphics' border=0> Blog Search: The Source for Blogs Iscritto su CercaBlog.com la blogoteca Support WWF Blog Search: The Source for Blogs Segnalato da BlogNews
» Who had link here
blog search directory

imagen
LyricsDownload.com

Powered by BloggerVisitor locations Page copy protected against web site content infringement by Copyscape />
Liblogs BlogsPeru.com

Blogs Dominicanos Top 100 Italia di BlogItalia.it e Technorati
BloGalaxia
adopt your own virtual pet!
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Blog Search: The Source for Blogs
Blog Flux Suggest - Find and Search Blogs Google PageRank Checker - Page Rank Calculator Button Creator for Free Terror Alert Level
Contador Gratis
« myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
free Lyrics
Image Hosted by ImageShack.us Support WWF Support WWF's campaign against toxic chemicals Support WWF's campaign against toxic chemicals
Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Silktide SiteScore for this website BlogItalia.it - La directory italiana dei blog Herramientas para blogs y paginas web href="http://www.blogs.com.br" target="_blank">O Ponto de Encontro dos Blogueiros do Brasil
Get your own calendar

get peeptin @ flooble
adopt your own virtual pet! myspace layouts, myspace codes, glitter graphics British Blog Directory Scottish Blogs. English Blog Directory. British Blog Directory. Welsh Blogs. Northern Irish Blog Directory. Wannabe Expat - BritBlog myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics EnTrETeNhA-Me Depósito do Calvin Firefox
Página de recogida de firmas: http://sidar.org/firmas.
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index BritBlog Needs You!
CURRENT MOON
Bloogz

Powered by Blogger

Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

BlogsPeru.com

http://www.sidar.org/firmas=Internet accesible para todos ¡YA!. Página de la petición. Revistas Culturales BloGalaxia
lyrics
a - z LYRICS

Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Sitios Argentina.com.ar logo myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

adopt your own virtual pet!
Make Some Noise - Amnistía Internacional
Join
<!-- BEGIN bunnyhero labs pet code -->
<table border= adopt your own virtual pet! body { background:#135; margin:0; padding:40px 20px; font:x-small "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-Serif; text-align:center; color:#ccc; font-size/* */:/**/small; font-size: /**/small; } a:link { color:#9bd; text-decoration:none; } a:visited { color:#a7a; text-decoration:none; } a:hover { color:#ad9; text-decoration:underline; } a img { border-width:0; } /* Header ----------------------------------------------- */ @media all { #header { width:660px; margin:0 auto 10px; border:1px solid #468; } } @media handheld { #header { width:90%; } } #blog-title { margin:5px 5px 0; padding:20px 20px .25em; border:1px solid #357; border-width:1px 1px 0; font-size:200%; line-height:1.2em; color:#eee; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; } #blog-title a { color:#eee; text-decoration:none; } #blog-title a:hover { color:#ad9; } #description { margin:0 5px 5px; padding:0 20px 20px; border:1px solid #357; border-width:0 1px 1px; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#79b; } /* Content ----------------------------------------------- */ @media all { #content { width:660px; margin:0 auto; padding:0; text-align:left; } #main { width:410px; float:left; } #sidebar { width:220px; float:right; } } @media handheld { #content { width:90%; } #main { width:100%; float:none; } #sidebar { width:100%; float:none; } } /* Headings ----------------------------------------------- */ h2 { margin:1.5em 0 .75em; font:bold 78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#777; } /* Posts ----------------------------------------------- */ @media all { .date-header { margin:1.5em 0 .5em; color:#579; } .post { margin:.5em 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } } @media handheld { .date-header { padding:0 1.5em 0 1.5em; } .post { padding:0 1.5em 0 1.5em; } } .post-title { margin:.25em 0 0; padding:0 0 4px; font-size:140%; line-height:1.4em; color:#fc6; } .post-title a { text-decoration:none; color:#fc6; } .post-title a:hover { color:#fff; } .post div { margin:0 0 .75em; line-height:1.6em; } p.post-footer { margin:-.25em 0 0; color:#357; } .post-footer em, .comment-link { font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .post-footer em { font-style:normal; color:#579; margin-right:.6em; } .comment-link { margin-left:.6em; } .post img { padding:4px; border:1px solid #222; } .post blockquote { margin:1em 20px; } .post blockquote p { margin:.75em 0; } /* Comments ----------------------------------------------- */ #comments h4 { margin:1em 0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#579; } #comments h4 strong { font-size:130%; } #comments-block { margin:1em 0 1.5em; line-height:1.6em; } #comments-block dt { margin:.5em 0; } #comments-block dd { margin:.25em 0 0; } #comments-block dd.comment-timestamp { margin:-.25em 0 2em; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } #comments-block dd p { margin:0 0 .75em; } .deleted-comment { font-style:italic; color:gray; } /* Sidebar Content ----------------------------------------------- */ .sidebar-title { color:#579; } #sidebar ul { margin:0 0 1.5em; padding:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; list-style:none; } #sidebar li { margin:0; padding:0 0 .25em 15px; text-indent:-15px; line-height:1.5em; } #sidebar p { line-height:1.5em; } /* Profile ----------------------------------------------- */ #profile-container { margin:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-img { display:inline; } .profile-img img { float:left; padding:4px; border:1px solid #357; margin:0 8px 3px 0; } .profile-data { margin:0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .profile-data strong { display:none; } .profile-textblock { margin:0 0 .5em; } .profile-link { margin:0; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; } #footer hr { display:none; } #footer p { margin:0; padding-top:15px; font:78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; }

5.8.07

- LIBERTADORES -




¿Qué somos, bolivarianos o sanmartinianos?


Cuando Simón Bolívar y José de San Martín se reunieron en Guayaquil en 1822, no se sentaron frente a frente sólo dos generales victoriosos unidos por el mismo ideal de la independencia americana, sino también los portadores de dos concepciones opuestas del poder.

Bolívar y San Martín fueron dos personalidades tan extraordinarias que Plutarco (46-119) no habría vacilado en incluirlos en sus famosas Vidas paralelas . Cuando América se emancipó, el nuevo continente tuvo que llenar el vacío de poder que le dejaba el tumultuoso alejamiento de sus tutores europeos. Para remediar esta carencia, surgieron dos modelos políticos. Uno personalista, el de Bolívar. Otro institucional, el de San Martín.

Como acaba de hacerlo notar Natalio Botana en "La semana internacional" del último domingo, Bolívar aspiraba a lo que se dio en llamar la presidencia perpetua . Luego del retiro de San Martín en Guayaquil, el gran venezolano pudo ejercer la presidencia simultánea de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. Una presidencia que era, en su intención, "perpetua". El proyecto "bolivariano" finalmente fracasó, pero su diseño apuntaba a reemplazar el mando de una persona, el rey español, por el de otra persona, el caudillo latinoamericano que aspiraba a ser Bolívar, de modo tal que el vacío de poder generado por el alejamiento de un mando unipersonal situado en Europa fuera cubierto por un nuevo mando unipersonal de origen criollo, cambiando de este modo la titularidad pero no la sustancia del poder.

Botana incluye esta cita de Bolívar, que avaló su proyecto con las siguientes palabras: "El presidente de la República viene a ser en nuestra Constitución como el sol que, firme en su centro, da vida al Universo". Si bien el libertador venezolano confesaba su fe republicana, el hecho es que quiso demorar la creación de una auténtica república en América latina.

Bolívar pretendió sustituir el personalismo monárquico español por un nuevo personalismo sólo aparentemente republicano. Por eso nuestro Alberdi, al advertir que la independencia "externa" de España podría no equivaler a la libertad "interna" de los latinoamericanos, se preguntó angustiado: "Ahora que nos hemos liberado de España, ¿quién nos libertará de nuestros libertadores?"

El renunciamiento


Hay dos maneras de fundar un régimen político. Una es prolongar sin plazos el poder del que ha liberado al país de su antigua dependencia. Este fue el método de Bolívar. La otra es abrir el juego del poder a nuevos actores para que, entre todos, habiliten la "libertad interna" de los ciudadanos. Este fue el método de San Martín. Un método que, en vez de exaltar al libertador de la antigua dependencia, lo llevó en dirección del renunciamiento .

Este es el método que no inaugura la pasajera exaltación de un hombre, sino la larga vigencia de un sistema. Es que los fundadores de un sistema sólo lo son cuando se van . Tenemos altos ejemplos de ello en América. George Washington, el primer presidente de la democracia norteamericana, sólo la fundó de verdad cuando, después de haber ejercido el poder por dos períodos sucesivos de cuatro años, entre 1789 y 1797, decidió irse a su granja como el héroe romano Cincinato. Fue a partir de ahí que los Estados Unidos iniciaron su larga travesía republicana, que lleva más de dos siglos de ininterrumpida vigencia.

Pero el ejemplo de Washington no ha sido el único en América. En 1994, después de haber ejercido por cuatro años la presidencia de Chile tras la dictadura de Pinochet, Patricio Aylwin resistió a pie firme las presiones que lo incitaban a promover el cambio de la Constitución para ser reelecto. La república estable que es hoy Chile nació en ese momento de renunciamiento, porque, desde su gran ejemplo inaugural, ninguno de los sucesores de Aylwin ha pretendido la reelección inmediata. El Chile de hoy es una auténtica república porque no prevaleció en sus inicios ningún "bolivariano".

Pero no habría que irse demasiado lejos de nuestras playas para encontrar otros presidentes "sanmartinianos". La fórmula del renunciamiento no pudo aplicarse entre nosotros en vida del Libertador porque la "dictadura perpetua" de Rosas duró de 1829 a 1852. No bien aprobada la Constitución de Alberdi que todavía nos rige, empero, Urquiza, el primer presidente constitucional, no buscó ser reelecto. Después vino la serie de los grandes presidentes, de los Mitre, Sarmiento, Avellaneda y Roca, ninguno de los cuales aspiró a ser reelecto de inmediato y sólo uno de los cuales, Roca, fue reelecto después de dos períodos de seis años, en cuyo transcurso otro presidente de la talla de Pellegrini pudo gobernarnos. La Argentina del impar crecimiento económico de fines del siglo XIX y de principios del siglo XX, en suma, no fue bolivariana sino sanmartiniana.

¿Bolívar vuelve?

¿La Argentina de hoy sigue siendo sanmartiniana? Es lícito dudarlo. El proyecto de elegir a uno de los Kirchner en lugar del otro en octubre, ¿no se parece más en cambio a la pretensión de fundar una "copresidencia perpetua", de signo bolivariano?

¿A qué se debe en todo caso el eclipse de nuestra tradición sanmartiniana? Podrían encontrarse dos causas de esta regresión institucional. Una, la hostilidad de piel de los Kirchner contra las Fuerzas Armadas, que implica retirar de escena no sólo al más grande de los generales de nuestra historia, sino también a ese héroe contemporáneo que es el capitán Tarapow del Irízar. La otra, la influencia confesadamente bolivariana del dictador venezolano, Hugo Chávez, que mañana volverá a visitarnos con sus manos repletas.

Cuando Chávez se confiesa bolivariano, quiere hacer dos cosas. Una, homenajear con justicia a uno de los dos grandes libertadores latinoamericanos. La otra, replicar el modelo bolivariano de la "presidencia perpetua". La ambición del poder ilimitado que tiene en Chávez su máxima expresión en nuestra América viene a coincidir por otra parte con nuestra historia reciente porque, de Perón en adelante, la idea de la presidencia perpetua se expandió entre nosotros.

A poco de ser elegido presidente en 1946, en efecto, Perón promovió con éxito una reforma constitucional que incluía la reelección indefinida del presidente. Su ejemplo fue seguido después por dos gobiernos militares que, con diversos métodos, pretendieron un poder sin plazos: el de Onganía en 1966 y el de Videla en 1976. Pero la Constitución de 1853 volvió con la democracia en 1983 hasta que Menem quiso y obtuvo, con el respaldo de Alfonsín, el regreso de las reelecciones inmediatas.

Cuando Chávez impuso de nuevo la meta de la presidencia perpetua, pues, encontró una Argentina políticamente predispuesta. Una Argentina, más que sanmartiniana, bolivariana. Y en cuanto a los Kirchner, ¿quién se animaría a adscribirles una vocación sanmartiniana? En Cuba y en Venezuela, en Ecuador y Bolivia, y también entre nosotros, se expande hoy entre los latinoamericanos el personalismo autoritario que heredamos de España y que nuestra madre patria ha abandonado, sin embargo, desde la muerte de Franco en 1975 para convertirse, seguida por naciones como Chile, México, Brasil y Uruguay, en una de las democracias exitosas de nuestro tiempo.

Por Mariano Grondona
La Nación Opinión

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home