Blog de interés cultural, social y comunicacional. Site dedicado a la difusión de las artes y espectáculos. Pensamientos del colectivo imaginario. Reflexión sobre temas cotidianos. Una manera de proponer ideas para una Argentina mejor, comprometida con su gente, su pasado, presente y futuro. - EL OJO PARLANTE - Copyright © TM 2005 - 2008 - R.A.Carrasquet - Ciudad Autónoma de la Santísima Trinidad - Puerto de Santa María de los Buenos Aires - Sudamérica - República Argentina -

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Music Lyrics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

27.8.06

- ¿53 ó 121 % + ? -

Inseguridad: mucho más que cifras


Un reciente trabajo de investigación puso en claro la escalofriante situación de inseguridad en que vivimos los argentinos, más allá de la elevada sensación térmica social derivada de algunos hechos que, por su espectacularidad, sensibilizan a la opinión pública.

En efecto, según un informe del Centro de Estudios Nueva Mayoría, la tasa de delitos en la Argentina ha registrado durante el año último un incremento del 53 por ciento respecto de 1995 y del 121 por ciento frente a lo que sucedía dos décadas atrás. Mientras que hace dos décadas se cometían 1413 delitos por cada 100.000 habitantes y diez años después había 2043, en la actualidad la tasa se ubica en 3127 hechos delictivos.

A ese dato, que justifica que la cuestión de la inseguridad haya trepado al primer lugar en distintos rankings de demandas ciudadanas, hay que añadir el hecho de que, de acuerdo con la última encuesta de victimización elaborada por el Ministerio de Justicia, apenas el 26,5 por ciento de los habitantes de la ciudad de Buenos Aires y el 29,6 por ciento de los residentes en el Gran Buenos Aires hacen la denuncia al ser víctimas de un delito.

Esto implica que las estadísticas criminales sólo captan un tercio de los hechos delictivos que tienen lugar. Entre las razones centrales de la elevada cifra en negro, compuesta por delitos que no se denuncian o que el sistema no registra, se encuentra la evidente falta de confianza ciudadana en el sistema de seguridad y justicia, por el cual tan sólo en el 2,7 por ciento de los casos se produce una sentencia condenatoria, en tanto que uno de cada tres condenados son reincidentes. Esto último demuestra la baja performance de los servicios policial, judicial y penitenciario.

Las estadísticas que aporta el mencionado trabajo desmienten algunas cifras alegres lanzadas desde ciertos despachos oficiales. También ponen en seria duda que la situación argentina en materia de seguridad sea más parecida a la de Europa que a la del continente americano, como insinuó en su momento el ministro del Interior, Aníbal Fernández.

De cualquier forma, la cuestión no debe pasar por entablar una polémica en torno de cifras. A quien ha perdido un hijo o un ser querido como consecuencia de cualquier hecho delictivo, poco le importa si los índices de delincuencia subieron o bajaron. Lo que le importa es que su caso se trate con el debido respeto y con verdadero compromiso por parte de las autoridades.

Cuando la discusión sobre el tema de la inseguridad se politiza o se ideologiza, forzando un estéril debate entre garantistas y partidarios de la llamada "mano dura", entre izquierda y derecha, o cuando desde el poder político se descalifica a quienes reclaman penas más severas diciendo que, detrás de ese reclamo, se está defendiendo a antiguos dictadores militares, simplemente se les está faltando el respeto a todos aquellos que sufrieron en carne propia los efectos de la delincuencia.

En lugar de teñir de electoralismo la discusión, debería plantearse un serio debate sobre cuestiones concretas, tales como el frágil régimen de salidas transitorias de los condenados a prisión, a la luz de los numerosos y graves delitos cometidos por algunos de sus beneficiarios. Al mismo tiempo, el Gobierno debería dar señales claras que borren la cada vez más fuerte percepción de que muchos delitos están permitidos o son tolerados pasivamente si están a cargo de adherentes al poder de turno. El hecho de que se premie con un cargo público a un líder piquetero que no duda en tomar una comisaría y de que ningún funcionario superior le llame siquiera la atención por romper las tranqueras de una estancia, en abierta violación de la propiedad privada, son ejemplos de una permisividad y de un trastrocamiento de valores que sólo pueden constituir una invitación a delinquir.

Si nada se hace frente a hechos que, como ésos, suceden a los ojos de todo el mundo, ¿con qué motivaciones concurrirá cualquier hijo de vecino a denunciar que ha sido objeto de un robo o de otro delito a manos de desconocidos? Si cunde la presunción de que el Estado no atina a cumplir su obligación de defender a la sociedad, sólo puede aguardarse que se multiplique la sensación de anomia, que nos llevará a la anarquía.

El jueves próximo, distintos sectores, con Juan Carlos Blumberg a la cabeza, se movilizarán hacia la Plaza de Mayo en demanda de seguridad. Es de esperar que, cualquiera que sea el resultado de esa manifestación, el Gobierno no se deje llevar por las pasiones electoralistas y comprenda que, hoy más que nunca, se requiere un debate serio que derive en una política de Estado para evitar que la delincuencia siga creciendo. Una política de Estado que debería comenzar con el cumplimiento de las leyes que ya existen.



Editorial La Nación

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ArgenBlogs
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Visit www.BitterDays.co.uk  Bitacoras.com
imagen
Blog Directory - Add Link Blog Directory - Add Link Firefox El Catalejo, Portal de cultura Download Juice, the cross-platform podcast receiver
Directory of Commentary Blogs width=99 height=99 alt='myspace layouts, myspace codes, glitter graphics' border=0> Blog Search: The Source for Blogs Iscritto su CercaBlog.com la blogoteca Support WWF Blog Search: The Source for Blogs Segnalato da BlogNews
» Who had link here
blog search directory

imagen
LyricsDownload.com

Powered by BloggerVisitor locations Page copy protected against web site content infringement by Copyscape />
Liblogs BlogsPeru.com

Blogs Dominicanos Top 100 Italia di BlogItalia.it e Technorati
BloGalaxia
adopt your own virtual pet!
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Blog Search: The Source for Blogs
Blog Flux Suggest - Find and Search Blogs Google PageRank Checker - Page Rank Calculator Button Creator for Free Terror Alert Level
Contador Gratis
« myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
free Lyrics
Image Hosted by ImageShack.us Support WWF Support WWF's campaign against toxic chemicals Support WWF's campaign against toxic chemicals
Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Silktide SiteScore for this website BlogItalia.it - La directory italiana dei blog Herramientas para blogs y paginas web href="http://www.blogs.com.br" target="_blank">O Ponto de Encontro dos Blogueiros do Brasil
Get your own calendar

get peeptin @ flooble
adopt your own virtual pet! myspace layouts, myspace codes, glitter graphics British Blog Directory Scottish Blogs. English Blog Directory. British Blog Directory. Welsh Blogs. Northern Irish Blog Directory. Wannabe Expat - BritBlog myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics EnTrETeNhA-Me Depósito do Calvin Firefox
Página de recogida de firmas: http://sidar.org/firmas.
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index BritBlog Needs You!
CURRENT MOON
Bloogz

Powered by Blogger

Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

BlogsPeru.com

http://www.sidar.org/firmas=Internet accesible para todos ¡YA!. Página de la petición. Revistas Culturales BloGalaxia
lyrics
a - z LYRICS

Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Sitios Argentina.com.ar logo myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

adopt your own virtual pet!
Make Some Noise - Amnistía Internacional
Join
<!-- BEGIN bunnyhero labs pet code -->
<table border= adopt your own virtual pet! body { background:#135; margin:0; padding:40px 20px; font:x-small "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-Serif; text-align:center; color:#ccc; font-size/* */:/**/small; font-size: /**/small; } a:link { color:#9bd; text-decoration:none; } a:visited { color:#a7a; text-decoration:none; } a:hover { color:#ad9; text-decoration:underline; } a img { border-width:0; } /* Header ----------------------------------------------- */ @media all { #header { width:660px; margin:0 auto 10px; border:1px solid #468; } } @media handheld { #header { width:90%; } } #blog-title { margin:5px 5px 0; padding:20px 20px .25em; border:1px solid #357; border-width:1px 1px 0; font-size:200%; line-height:1.2em; color:#eee; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; } #blog-title a { color:#eee; text-decoration:none; } #blog-title a:hover { color:#ad9; } #description { margin:0 5px 5px; padding:0 20px 20px; border:1px solid #357; border-width:0 1px 1px; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#79b; } /* Content ----------------------------------------------- */ @media all { #content { width:660px; margin:0 auto; padding:0; text-align:left; } #main { width:410px; float:left; } #sidebar { width:220px; float:right; } } @media handheld { #content { width:90%; } #main { width:100%; float:none; } #sidebar { width:100%; float:none; } } /* Headings ----------------------------------------------- */ h2 { margin:1.5em 0 .75em; font:bold 78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#777; } /* Posts ----------------------------------------------- */ @media all { .date-header { margin:1.5em 0 .5em; color:#579; } .post { margin:.5em 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } } @media handheld { .date-header { padding:0 1.5em 0 1.5em; } .post { padding:0 1.5em 0 1.5em; } } .post-title { margin:.25em 0 0; padding:0 0 4px; font-size:140%; line-height:1.4em; color:#fc6; } .post-title a { text-decoration:none; color:#fc6; } .post-title a:hover { color:#fff; } .post div { margin:0 0 .75em; line-height:1.6em; } p.post-footer { margin:-.25em 0 0; color:#357; } .post-footer em, .comment-link { font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .post-footer em { font-style:normal; color:#579; margin-right:.6em; } .comment-link { margin-left:.6em; } .post img { padding:4px; border:1px solid #222; } .post blockquote { margin:1em 20px; } .post blockquote p { margin:.75em 0; } /* Comments ----------------------------------------------- */ #comments h4 { margin:1em 0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#579; } #comments h4 strong { font-size:130%; } #comments-block { margin:1em 0 1.5em; line-height:1.6em; } #comments-block dt { margin:.5em 0; } #comments-block dd { margin:.25em 0 0; } #comments-block dd.comment-timestamp { margin:-.25em 0 2em; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } #comments-block dd p { margin:0 0 .75em; } .deleted-comment { font-style:italic; color:gray; } /* Sidebar Content ----------------------------------------------- */ .sidebar-title { color:#579; } #sidebar ul { margin:0 0 1.5em; padding:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; list-style:none; } #sidebar li { margin:0; padding:0 0 .25em 15px; text-indent:-15px; line-height:1.5em; } #sidebar p { line-height:1.5em; } /* Profile ----------------------------------------------- */ #profile-container { margin:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-img { display:inline; } .profile-img img { float:left; padding:4px; border:1px solid #357; margin:0 8px 3px 0; } .profile-data { margin:0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .profile-data strong { display:none; } .profile-textblock { margin:0 0 .5em; } .profile-link { margin:0; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; } #footer hr { display:none; } #footer p { margin:0; padding-top:15px; font:78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; }

27.8.06

- ¿53 ó 121 % + ? -

Inseguridad: mucho más que cifras


Un reciente trabajo de investigación puso en claro la escalofriante situación de inseguridad en que vivimos los argentinos, más allá de la elevada sensación térmica social derivada de algunos hechos que, por su espectacularidad, sensibilizan a la opinión pública.

En efecto, según un informe del Centro de Estudios Nueva Mayoría, la tasa de delitos en la Argentina ha registrado durante el año último un incremento del 53 por ciento respecto de 1995 y del 121 por ciento frente a lo que sucedía dos décadas atrás. Mientras que hace dos décadas se cometían 1413 delitos por cada 100.000 habitantes y diez años después había 2043, en la actualidad la tasa se ubica en 3127 hechos delictivos.

A ese dato, que justifica que la cuestión de la inseguridad haya trepado al primer lugar en distintos rankings de demandas ciudadanas, hay que añadir el hecho de que, de acuerdo con la última encuesta de victimización elaborada por el Ministerio de Justicia, apenas el 26,5 por ciento de los habitantes de la ciudad de Buenos Aires y el 29,6 por ciento de los residentes en el Gran Buenos Aires hacen la denuncia al ser víctimas de un delito.

Esto implica que las estadísticas criminales sólo captan un tercio de los hechos delictivos que tienen lugar. Entre las razones centrales de la elevada cifra en negro, compuesta por delitos que no se denuncian o que el sistema no registra, se encuentra la evidente falta de confianza ciudadana en el sistema de seguridad y justicia, por el cual tan sólo en el 2,7 por ciento de los casos se produce una sentencia condenatoria, en tanto que uno de cada tres condenados son reincidentes. Esto último demuestra la baja performance de los servicios policial, judicial y penitenciario.

Las estadísticas que aporta el mencionado trabajo desmienten algunas cifras alegres lanzadas desde ciertos despachos oficiales. También ponen en seria duda que la situación argentina en materia de seguridad sea más parecida a la de Europa que a la del continente americano, como insinuó en su momento el ministro del Interior, Aníbal Fernández.

De cualquier forma, la cuestión no debe pasar por entablar una polémica en torno de cifras. A quien ha perdido un hijo o un ser querido como consecuencia de cualquier hecho delictivo, poco le importa si los índices de delincuencia subieron o bajaron. Lo que le importa es que su caso se trate con el debido respeto y con verdadero compromiso por parte de las autoridades.

Cuando la discusión sobre el tema de la inseguridad se politiza o se ideologiza, forzando un estéril debate entre garantistas y partidarios de la llamada "mano dura", entre izquierda y derecha, o cuando desde el poder político se descalifica a quienes reclaman penas más severas diciendo que, detrás de ese reclamo, se está defendiendo a antiguos dictadores militares, simplemente se les está faltando el respeto a todos aquellos que sufrieron en carne propia los efectos de la delincuencia.

En lugar de teñir de electoralismo la discusión, debería plantearse un serio debate sobre cuestiones concretas, tales como el frágil régimen de salidas transitorias de los condenados a prisión, a la luz de los numerosos y graves delitos cometidos por algunos de sus beneficiarios. Al mismo tiempo, el Gobierno debería dar señales claras que borren la cada vez más fuerte percepción de que muchos delitos están permitidos o son tolerados pasivamente si están a cargo de adherentes al poder de turno. El hecho de que se premie con un cargo público a un líder piquetero que no duda en tomar una comisaría y de que ningún funcionario superior le llame siquiera la atención por romper las tranqueras de una estancia, en abierta violación de la propiedad privada, son ejemplos de una permisividad y de un trastrocamiento de valores que sólo pueden constituir una invitación a delinquir.

Si nada se hace frente a hechos que, como ésos, suceden a los ojos de todo el mundo, ¿con qué motivaciones concurrirá cualquier hijo de vecino a denunciar que ha sido objeto de un robo o de otro delito a manos de desconocidos? Si cunde la presunción de que el Estado no atina a cumplir su obligación de defender a la sociedad, sólo puede aguardarse que se multiplique la sensación de anomia, que nos llevará a la anarquía.

El jueves próximo, distintos sectores, con Juan Carlos Blumberg a la cabeza, se movilizarán hacia la Plaza de Mayo en demanda de seguridad. Es de esperar que, cualquiera que sea el resultado de esa manifestación, el Gobierno no se deje llevar por las pasiones electoralistas y comprenda que, hoy más que nunca, se requiere un debate serio que derive en una política de Estado para evitar que la delincuencia siga creciendo. Una política de Estado que debería comenzar con el cumplimiento de las leyes que ya existen.



Editorial La Nación

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home