Blog de interés cultural, social y comunicacional. Site dedicado a la difusión de las artes y espectáculos. Pensamientos del colectivo imaginario. Reflexión sobre temas cotidianos. Una manera de proponer ideas para una Argentina mejor, comprometida con su gente, su pasado, presente y futuro. - EL OJO PARLANTE - Copyright © TM 2005 - 2008 - R.A.Carrasquet - Ciudad Autónoma de la Santísima Trinidad - Puerto de Santa María de los Buenos Aires - Sudamérica - República Argentina -

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Music Lyrics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

15.6.07

- PRIVADAS EN CINE -


Las privadas ya no son las de antes

Caricatura: Alfredo Sabat
Críticos de cine y jefes de prensa observan los usos y costumbres de esas ceremonias frente a la pantalla que los convoca cada semana


Cada semana, durante la temporada fuerte de estrenos, las distribuidoras de cine locales y las filiales extranjeras organizan unas veinte exhibiciones de películas que están por estrenarse. Estas funciones, exclusivas para críticos especializados y periodistas de espectáculos, se denominan privadas y se hacen habitualmente en pequeñas salas de proyección (no más de 30 butacas), propiedad de las distribuidoras, o en espacios de las cadenas de multicines porteños, en horarios matutinos y en los que los asistentes se ven recompensados con un desayuno. Las privadas ya no son ceremonias íntimas: así lo revela la cantidad de personas que figuran en los mailings de los jefes de prensa, entre 300 y 500. Un estreno anticipado en un microcine le cuesta a una distribuidora unos 200 pesos, pero si la proyección es en un multicine (en general, se inician a las 10.30 de la mañana en salas del Hoyts Abasto, de Cinemark Palermo o Village Recoleta, previo desayuno) se eleva hasta 800 o 1000 pesos.

Con pasado de fanático del cine y con actualidad de cotizado artista plástico, Eduardo Stupia es, además, un eficaz organizador de privadas como jefe de prensa de Alfa Films. Afirma que ya no percibe como antes "el carácter secreto o privilegiado de las privadas. A las privadas -cuenta Stupia- se las debe ver como una facilitación laboral, un gesto amigable que contribuye a la tarea profesional. Y también -¿por qué no decirlo?-, un antídoto contra la piratería porque, en teoría, ayudamos a evitar que los críticos bajen las películas de Internet o las consigan antes en el quiosco de la esquina". Para Stupia, ver las películas con anticipación les sirve a todos: a las revistas, que cierran, en ocasiones, más de un mes antes de su salida; a los críticos en general, que van preparando en su cabeza su opinión, y, en especial, a los matutinos, que desde hace unos años publican sus críticas los jueves, en lugar de los viernes, como sucedía antes.

Con por lo menos 30 años en la especialidad crítica, Jorge Carnevale (de los semanarios Ñ y Noticias ) asegura: "Ya casi no voy a las privadas, porque prefiero verlas en casa". Se lamenta: "Hasta hace un tiempo nos conocíamos todos. Ahora se sumaron las pequeñas publicaciones especializadas, las radios alternativas, las páginas web, los canales de cable". Y se asombra: "A veces llama mucho la atención la cantidad de críticos de cine que hay". Con esas afirmaciones coinciden los periodistas Gedalio Tarasow, de larga trayectoria en revistas del espectáculo, y Adolfo C. Martínez, de LA NACION.

Los dos recuerdan que los jueves a partir del mediodía los críticos -de entre quienes salen nombres prestigiosos y recordados como José Dominiani, Carlos Burone, Héctor Grossi, Leo Sala, Edmundo Eichelbaum, Tito Franco, Coco Acevedo, Nicolás Cócaro, Enzo Ardigó, José María Coco, Mabel Itzcovich, Alberto Tabbia- debían someterse a una agotadora maratón de películas. "También se veía entre lunes y martes, en la Asociación de Cronistas Cinematográficos, en Maipú y Tucumán, o en el microcine del Opera, cuando era únicamente cine", evoca Tarasow. Y agrega Martínez: "Nos encontrábamos en un bar de la calle Lavalle y luego veíamos cuatro o cinco filmes. Después corríamos a las redacciones a escribir porque eso tenía que salir al día siguiente".

Ambos coinciden en que todo tiempo pasado fue, al menos, distinto: menos críticos, todos conocidos. La sensación de cofradía parece haberse interrumpido desde que una enorme cantidad de nuevos medios y de jóvenes tienen acceso a las privadas. Por los alrededores del folklórico barrio de las distribuidoras (sólo en la manzana de Lavalle, Ayacucho de ambas aceras, Tucumán y Riobamba tienen su sede más de media decena de ellas) y en sus cafés más concurridos por los especialistas (Cine Bar, 2001, Zoo) se advierte la presencia de periodistas tan experimentados como Ricardo García Oliveri, Rómulo Berruti, Catalina Dlugi, Elsa Bragato, Alicia Petti, Marcelo Zapata, Luis Pedro Toni, Nora Lafón o Luis Kramer, autor, además, de una utilísima ayudamemoria de privadas y estrenos que llega por mail . Y no son pocos los que lamentan la ausencia del inefable Aníbal Vinelli, fallecido hace unos meses. Al lado de ellos, integrantes de las nuevas camadas de cronistas cinematográficos como Diego Battle, Natalia Trzenko, Miguel Frías, Sergio Wolf, Sergio Del Zotto, Horacio Marmurek o Jorge Belaunzarán, entre muchos otros. Lo privado de las privadas, aquello que es comidilla, pero que no sale de una referencia pintoresca, tiene que ver con los desubicados que hacen comentarios en voz alta o con los que se duermen en las proyecciones y, como si fuera poco, roncan.

Desde hace 18 años Ana María Corbellini hace comentarios cinematográficos y asegura que sólo se siente una privilegiada: "Por ver cine, que es una cosa que amo, sin tener que pagar la entrada". Para Corbellini todo cambió -para mal- cuando las privadas comenzaron a hacerse en salas grandes y se incluyó el servicio de desayuno. "Ahí se sumó gente que exigía merchandising , que era capaz de hablar durante la proyección y que lo único que le interesaba era estar para consumir gratis todo lo que se pudiera", opina.

Eduardo Stupia manifiesta: "Aunque no los conozca personalmente o desconozca el medio donde trabajan, nunca discrimino; acredito a todo el que me lo pida". Crítico exigente de Página 12 , Horacio Bernades afirma que algunos microcines no ofrecen una proyección adecuada: "Basta con que se te siente alguien adelante para que pierdas una visión adecuada; son frecuentes los fuera de foco de los proyectores y las conversaciones de los proyectoristas que se filtran a la sala. Por lo demás, todo bien". Según Gabriela Radice, que comenta lo que ve en privadas en un programa de Canal 7, en el noticiero de Canal 9 y en Radio Mitre, afirma: "Lo mejor de las privadas es que está casi garantizado, al menos hasta ahora, que nadie comerá pochoclo ni hará ruidos molestos o comentarios durante la proyección". Los críticos consultados para esta nota coincidieron en que el momento más tenso en una privada es si el jefe de prensa o, en caso de que se haya visto una película argentina, su propio director, exigen una opinión sobre lo que se acaba de ver. Sucede que, como piensa Gabriela Radice, "los cronistas suelen guardarse celosamente tanto sus opiniones como sus emociones". "Me llama la atención que, aunque lo que se ve sea muy emotivo, los críticos no lloran. Recuerdo sólo un par de privadas, con los filmes de Fabián Bielinsky, en que al final se escucharon aplausos unánimes".

A esta altura, la organización de privadas es ya una verdadera especialidad de promoción y prensa, que deberá incluir, por lo menos, una gacetilla lo más completa posible y adicionales, tales como música de la banda, fotografías, remeras y otros materiales publicitarios. Los especialistas más reconocidos son, entre otros, Eduardo Stupia, Bucky Butkovic y Cristina Rubano, Lola Silberman, Colombo- Pashkus, Raquel Flotta, Jean Karla Falón Plaza, Cecilia Bianchini, Martina Nardone, Mariana Mutri, Alina Coacci, Cristina Zurutuza, Luciana Condito, Denise Salvador.

Con algo de guiño para entendidos, con un poco de ceremonia exclusiva, las privadas son una parte del trabajo diario para los asistentes y un acontecimiento por lo menos extraño para los que nunca asistieron a una.

Por Carlos Ulanovsky
Para LA NACION

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ArgenBlogs
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Visit www.BitterDays.co.uk  Bitacoras.com
imagen
Blog Directory - Add Link Blog Directory - Add Link Firefox El Catalejo, Portal de cultura Download Juice, the cross-platform podcast receiver
Directory of Commentary Blogs width=99 height=99 alt='myspace layouts, myspace codes, glitter graphics' border=0> Blog Search: The Source for Blogs Iscritto su CercaBlog.com la blogoteca Support WWF Blog Search: The Source for Blogs Segnalato da BlogNews
» Who had link here
blog search directory

imagen
LyricsDownload.com

Powered by BloggerVisitor locations Page copy protected against web site content infringement by Copyscape />
Liblogs BlogsPeru.com

Blogs Dominicanos Top 100 Italia di BlogItalia.it e Technorati
BloGalaxia
adopt your own virtual pet!
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Blog Search: The Source for Blogs
Blog Flux Suggest - Find and Search Blogs Google PageRank Checker - Page Rank Calculator Button Creator for Free Terror Alert Level
Contador Gratis
« myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
free Lyrics
Image Hosted by ImageShack.us Support WWF Support WWF's campaign against toxic chemicals Support WWF's campaign against toxic chemicals
Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Silktide SiteScore for this website BlogItalia.it - La directory italiana dei blog Herramientas para blogs y paginas web href="http://www.blogs.com.br" target="_blank">O Ponto de Encontro dos Blogueiros do Brasil
Get your own calendar

get peeptin @ flooble
adopt your own virtual pet! myspace layouts, myspace codes, glitter graphics British Blog Directory Scottish Blogs. English Blog Directory. British Blog Directory. Welsh Blogs. Northern Irish Blog Directory. Wannabe Expat - BritBlog myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics EnTrETeNhA-Me Depósito do Calvin Firefox
Página de recogida de firmas: http://sidar.org/firmas.
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index BritBlog Needs You!
CURRENT MOON
Bloogz

Powered by Blogger

Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

BlogsPeru.com

http://www.sidar.org/firmas=Internet accesible para todos ¡YA!. Página de la petición. Revistas Culturales BloGalaxia
lyrics
a - z LYRICS

Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Sitios Argentina.com.ar logo myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

adopt your own virtual pet!
Make Some Noise - Amnistía Internacional
Join
<!-- BEGIN bunnyhero labs pet code -->
<table border= adopt your own virtual pet! body { background:#135; margin:0; padding:40px 20px; font:x-small "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-Serif; text-align:center; color:#ccc; font-size/* */:/**/small; font-size: /**/small; } a:link { color:#9bd; text-decoration:none; } a:visited { color:#a7a; text-decoration:none; } a:hover { color:#ad9; text-decoration:underline; } a img { border-width:0; } /* Header ----------------------------------------------- */ @media all { #header { width:660px; margin:0 auto 10px; border:1px solid #468; } } @media handheld { #header { width:90%; } } #blog-title { margin:5px 5px 0; padding:20px 20px .25em; border:1px solid #357; border-width:1px 1px 0; font-size:200%; line-height:1.2em; color:#eee; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; } #blog-title a { color:#eee; text-decoration:none; } #blog-title a:hover { color:#ad9; } #description { margin:0 5px 5px; padding:0 20px 20px; border:1px solid #357; border-width:0 1px 1px; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#79b; } /* Content ----------------------------------------------- */ @media all { #content { width:660px; margin:0 auto; padding:0; text-align:left; } #main { width:410px; float:left; } #sidebar { width:220px; float:right; } } @media handheld { #content { width:90%; } #main { width:100%; float:none; } #sidebar { width:100%; float:none; } } /* Headings ----------------------------------------------- */ h2 { margin:1.5em 0 .75em; font:bold 78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#777; } /* Posts ----------------------------------------------- */ @media all { .date-header { margin:1.5em 0 .5em; color:#579; } .post { margin:.5em 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } } @media handheld { .date-header { padding:0 1.5em 0 1.5em; } .post { padding:0 1.5em 0 1.5em; } } .post-title { margin:.25em 0 0; padding:0 0 4px; font-size:140%; line-height:1.4em; color:#fc6; } .post-title a { text-decoration:none; color:#fc6; } .post-title a:hover { color:#fff; } .post div { margin:0 0 .75em; line-height:1.6em; } p.post-footer { margin:-.25em 0 0; color:#357; } .post-footer em, .comment-link { font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .post-footer em { font-style:normal; color:#579; margin-right:.6em; } .comment-link { margin-left:.6em; } .post img { padding:4px; border:1px solid #222; } .post blockquote { margin:1em 20px; } .post blockquote p { margin:.75em 0; } /* Comments ----------------------------------------------- */ #comments h4 { margin:1em 0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#579; } #comments h4 strong { font-size:130%; } #comments-block { margin:1em 0 1.5em; line-height:1.6em; } #comments-block dt { margin:.5em 0; } #comments-block dd { margin:.25em 0 0; } #comments-block dd.comment-timestamp { margin:-.25em 0 2em; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } #comments-block dd p { margin:0 0 .75em; } .deleted-comment { font-style:italic; color:gray; } /* Sidebar Content ----------------------------------------------- */ .sidebar-title { color:#579; } #sidebar ul { margin:0 0 1.5em; padding:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; list-style:none; } #sidebar li { margin:0; padding:0 0 .25em 15px; text-indent:-15px; line-height:1.5em; } #sidebar p { line-height:1.5em; } /* Profile ----------------------------------------------- */ #profile-container { margin:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-img { display:inline; } .profile-img img { float:left; padding:4px; border:1px solid #357; margin:0 8px 3px 0; } .profile-data { margin:0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .profile-data strong { display:none; } .profile-textblock { margin:0 0 .5em; } .profile-link { margin:0; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; } #footer hr { display:none; } #footer p { margin:0; padding-top:15px; font:78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; }

15.6.07

- PRIVADAS EN CINE -


Las privadas ya no son las de antes

Caricatura: Alfredo Sabat
Críticos de cine y jefes de prensa observan los usos y costumbres de esas ceremonias frente a la pantalla que los convoca cada semana


Cada semana, durante la temporada fuerte de estrenos, las distribuidoras de cine locales y las filiales extranjeras organizan unas veinte exhibiciones de películas que están por estrenarse. Estas funciones, exclusivas para críticos especializados y periodistas de espectáculos, se denominan privadas y se hacen habitualmente en pequeñas salas de proyección (no más de 30 butacas), propiedad de las distribuidoras, o en espacios de las cadenas de multicines porteños, en horarios matutinos y en los que los asistentes se ven recompensados con un desayuno. Las privadas ya no son ceremonias íntimas: así lo revela la cantidad de personas que figuran en los mailings de los jefes de prensa, entre 300 y 500. Un estreno anticipado en un microcine le cuesta a una distribuidora unos 200 pesos, pero si la proyección es en un multicine (en general, se inician a las 10.30 de la mañana en salas del Hoyts Abasto, de Cinemark Palermo o Village Recoleta, previo desayuno) se eleva hasta 800 o 1000 pesos.

Con pasado de fanático del cine y con actualidad de cotizado artista plástico, Eduardo Stupia es, además, un eficaz organizador de privadas como jefe de prensa de Alfa Films. Afirma que ya no percibe como antes "el carácter secreto o privilegiado de las privadas. A las privadas -cuenta Stupia- se las debe ver como una facilitación laboral, un gesto amigable que contribuye a la tarea profesional. Y también -¿por qué no decirlo?-, un antídoto contra la piratería porque, en teoría, ayudamos a evitar que los críticos bajen las películas de Internet o las consigan antes en el quiosco de la esquina". Para Stupia, ver las películas con anticipación les sirve a todos: a las revistas, que cierran, en ocasiones, más de un mes antes de su salida; a los críticos en general, que van preparando en su cabeza su opinión, y, en especial, a los matutinos, que desde hace unos años publican sus críticas los jueves, en lugar de los viernes, como sucedía antes.

Con por lo menos 30 años en la especialidad crítica, Jorge Carnevale (de los semanarios Ñ y Noticias ) asegura: "Ya casi no voy a las privadas, porque prefiero verlas en casa". Se lamenta: "Hasta hace un tiempo nos conocíamos todos. Ahora se sumaron las pequeñas publicaciones especializadas, las radios alternativas, las páginas web, los canales de cable". Y se asombra: "A veces llama mucho la atención la cantidad de críticos de cine que hay". Con esas afirmaciones coinciden los periodistas Gedalio Tarasow, de larga trayectoria en revistas del espectáculo, y Adolfo C. Martínez, de LA NACION.

Los dos recuerdan que los jueves a partir del mediodía los críticos -de entre quienes salen nombres prestigiosos y recordados como José Dominiani, Carlos Burone, Héctor Grossi, Leo Sala, Edmundo Eichelbaum, Tito Franco, Coco Acevedo, Nicolás Cócaro, Enzo Ardigó, José María Coco, Mabel Itzcovich, Alberto Tabbia- debían someterse a una agotadora maratón de películas. "También se veía entre lunes y martes, en la Asociación de Cronistas Cinematográficos, en Maipú y Tucumán, o en el microcine del Opera, cuando era únicamente cine", evoca Tarasow. Y agrega Martínez: "Nos encontrábamos en un bar de la calle Lavalle y luego veíamos cuatro o cinco filmes. Después corríamos a las redacciones a escribir porque eso tenía que salir al día siguiente".

Ambos coinciden en que todo tiempo pasado fue, al menos, distinto: menos críticos, todos conocidos. La sensación de cofradía parece haberse interrumpido desde que una enorme cantidad de nuevos medios y de jóvenes tienen acceso a las privadas. Por los alrededores del folklórico barrio de las distribuidoras (sólo en la manzana de Lavalle, Ayacucho de ambas aceras, Tucumán y Riobamba tienen su sede más de media decena de ellas) y en sus cafés más concurridos por los especialistas (Cine Bar, 2001, Zoo) se advierte la presencia de periodistas tan experimentados como Ricardo García Oliveri, Rómulo Berruti, Catalina Dlugi, Elsa Bragato, Alicia Petti, Marcelo Zapata, Luis Pedro Toni, Nora Lafón o Luis Kramer, autor, además, de una utilísima ayudamemoria de privadas y estrenos que llega por mail . Y no son pocos los que lamentan la ausencia del inefable Aníbal Vinelli, fallecido hace unos meses. Al lado de ellos, integrantes de las nuevas camadas de cronistas cinematográficos como Diego Battle, Natalia Trzenko, Miguel Frías, Sergio Wolf, Sergio Del Zotto, Horacio Marmurek o Jorge Belaunzarán, entre muchos otros. Lo privado de las privadas, aquello que es comidilla, pero que no sale de una referencia pintoresca, tiene que ver con los desubicados que hacen comentarios en voz alta o con los que se duermen en las proyecciones y, como si fuera poco, roncan.

Desde hace 18 años Ana María Corbellini hace comentarios cinematográficos y asegura que sólo se siente una privilegiada: "Por ver cine, que es una cosa que amo, sin tener que pagar la entrada". Para Corbellini todo cambió -para mal- cuando las privadas comenzaron a hacerse en salas grandes y se incluyó el servicio de desayuno. "Ahí se sumó gente que exigía merchandising , que era capaz de hablar durante la proyección y que lo único que le interesaba era estar para consumir gratis todo lo que se pudiera", opina.

Eduardo Stupia manifiesta: "Aunque no los conozca personalmente o desconozca el medio donde trabajan, nunca discrimino; acredito a todo el que me lo pida". Crítico exigente de Página 12 , Horacio Bernades afirma que algunos microcines no ofrecen una proyección adecuada: "Basta con que se te siente alguien adelante para que pierdas una visión adecuada; son frecuentes los fuera de foco de los proyectores y las conversaciones de los proyectoristas que se filtran a la sala. Por lo demás, todo bien". Según Gabriela Radice, que comenta lo que ve en privadas en un programa de Canal 7, en el noticiero de Canal 9 y en Radio Mitre, afirma: "Lo mejor de las privadas es que está casi garantizado, al menos hasta ahora, que nadie comerá pochoclo ni hará ruidos molestos o comentarios durante la proyección". Los críticos consultados para esta nota coincidieron en que el momento más tenso en una privada es si el jefe de prensa o, en caso de que se haya visto una película argentina, su propio director, exigen una opinión sobre lo que se acaba de ver. Sucede que, como piensa Gabriela Radice, "los cronistas suelen guardarse celosamente tanto sus opiniones como sus emociones". "Me llama la atención que, aunque lo que se ve sea muy emotivo, los críticos no lloran. Recuerdo sólo un par de privadas, con los filmes de Fabián Bielinsky, en que al final se escucharon aplausos unánimes".

A esta altura, la organización de privadas es ya una verdadera especialidad de promoción y prensa, que deberá incluir, por lo menos, una gacetilla lo más completa posible y adicionales, tales como música de la banda, fotografías, remeras y otros materiales publicitarios. Los especialistas más reconocidos son, entre otros, Eduardo Stupia, Bucky Butkovic y Cristina Rubano, Lola Silberman, Colombo- Pashkus, Raquel Flotta, Jean Karla Falón Plaza, Cecilia Bianchini, Martina Nardone, Mariana Mutri, Alina Coacci, Cristina Zurutuza, Luciana Condito, Denise Salvador.

Con algo de guiño para entendidos, con un poco de ceremonia exclusiva, las privadas son una parte del trabajo diario para los asistentes y un acontecimiento por lo menos extraño para los que nunca asistieron a una.

Por Carlos Ulanovsky
Para LA NACION

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home