Blog de interés cultural, social y comunicacional. Site dedicado a la difusión de las artes y espectáculos. Pensamientos del colectivo imaginario. Reflexión sobre temas cotidianos. Una manera de proponer ideas para una Argentina mejor, comprometida con su gente, su pasado, presente y futuro. - EL OJO PARLANTE - Copyright © TM 2005 - 2008 - R.A.Carrasquet - Ciudad Autónoma de la Santísima Trinidad - Puerto de Santa María de los Buenos Aires - Sudamérica - República Argentina -

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Music Lyrics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape

17.4.06

- MALOS AIRES Y MUCHO RUIDO -

- MALOS AIRES Y MUCHO RUIDO -


¿Hasta cuando los porteños tendremos que soportar tanta polución de todo tipo?

El Riachuelo, por ejemplo, se ha constituido en un icono de la falta de gestión y el abandono, que viene desde siempre, pero se agrava día a día con el desdén del GCBA, los municipios circundantes correspondiente y de la Provincia de Buenos Aires.

¿Cómo es posible que desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, no se controle el impacto visual y el deterioro del espacio público? Veredas, calles, tránsito, sendas peatonales, espacios verdes, baches, negocios, robos de placas y monumentos, paredes pintadas, botellas tiradas, vidrios, deposiciones caninas, etc.
De la seguridad, mejor ni hablar: robos, casas tomadas, inseguridad, arrebatos en subterráneos, plazas y parques, etc. Seguimos sumando muertos por distintas causas todos los días: trabajo esclavo e inhumano, accidentes en la vía pública, falta de mantenimiento en ascensores, vencimiento y falta de matafuegos, etc.

Qué hace el GCBA para que los inescrupulosos de siempre, no hagan de la Capital Federal de la República Argentina, una suerte de "viva la pepa" ó "hago lo que se me canta la realísima gana"
No hay controles... todo se puede y el slogan es: ¡me importa un rábano del prójimo! Pero la culpa es siempre de las autoridades, que no toman en sus manos la problemática ciudadana y nunca del chancho.
Para que NO tengamos los dramas cotidianos, a los que nos tienen acostumbrados en "La Ciudad de la Furia", debemos controlar y NO permitir "infracciones menores" para no padecer los problemas superiores. Se trata de no ser permisivos y hacer respetar a rajatabla la ley u ordenanzas vigentes... nada más ni nada menos. ¡Se puede! Se debe poner voluntad.

Esta es una nota que llama a la reflexión sobre uno de los tantos aspectos preocupantes:


La dictadura del ruido en Buenos Aires (Nota de Santiago Kovadloff – La Nación)


Lo sabemos. Lo padecemos todos. Ya es imposible caminar por Buenos Aires sin exponerse al estruendo aplastante de sus calles. De sus calles, de tantos de sus negocios, del griterío de sus transeúntes y de los consumidores de celulares, esa nueva secta de desaforados que empuñan sus teléfonos móviles a los gritos sin considerar dónde se encuentran e imponiéndonos lo que no nos importa. La polución sonora, esa catástrofe ambiental que envilece no menos que la suciedad del aire, la aglomeración, la miseria, la basura desparramada y la invasión del espacio público mediante un aluvión de carteles de proporciones patológicas y despiadadas, contribuye a hacer de Buenos Aires una capital agónica. Su pavorosa expansión viene a probar que la exclusión multiplica entre nosotros sus recursos operativos. Aturdidos por la avalancha de ruidos que se entreveran y potencian, la ciudad nos expulsa también de esta manera: ensordeciéndonos. Así, más que el sitio donde los porteños vivimos, Buenos Aires ha pasado a ser el patético escenario donde duramos aturdidos y aturdiéndonos. Sólo Hong Kong y San Pablo tienen el triste privilegio de preceder a Buenos Aires entre las ciudades más ruidosas del mundo. El Departamento de Acústica y Electroacústica de la Universidad de Buenos Aires advirtió recientemente que, en las últimas tres décadas, el nivel del ruido en la Capital Federal se había triplicado. Supera en la actualidad los 70 decibeles. Más allá de los 90 decibeles, sentencia la Organización Mundial de la Salud, los sonidos pasan a ser dañinos. Este, por lo demás, es el nivel que, con absoluta impunidad, se alcanza en los locales que frecuentan para bailar nuestro chicos y adolescentes. Por supuesto, los primeros infractores son, en tal sentido, quienes deberían imponer y resguardar la ley, tanto dentro como fuera de los boliches. Las autoridades insensibles a estas brutales evidencias de degradación urbana son por lo tanto los cómplices preferenciales de este festín de la barbarie auditiva. Pero la cultura del estruendo va más allá de ellos. Es un siniestro "bien" colectivo. Un valor reivindicado en los medios de comunicación, en los de transporte, en el tono con que nuestros políticos se dirigen a la gente, en los locales donde se come y se bebe. Los estadios deportivos ya no pueden jactarse de concentrar entre sus muros el monopolio del estruendo. Todos los espacios públicos se han convertido en Buenos Aires en escenarios de ruido inclemente, en prueba de un brutal desinterés por la discreción. El ruido es dictatorial, una imposición generalizada e implacable. ¿Cómo no bendecir esas horas de la noche o del fugaz amanecer en las cuales el silencio envuelve otra vez la ciudad? Sin embargo, esas horas son, entre nosotros, cada vez menos. Bombardeados por un aluvión de sonidos disímiles, antagónicos e igualmente hirientes, se diría que nos hemos vuelto sordos a las evidencias de esta profunda enajenación acústica. "El ruido permanente obliga a la gente a hablar a los gritos -escribe Juan José Sebreli-, agregando de este modo confusión, una sensación agobiante de caos y la consiguiente agresividad y nerviosismo crónico." El silencio es temido. Se lo presiente y se lo siente como amenaza, como intemperie, como un intruso indeseable que priva de la serenidad y del aplomo que, en cambio, parece brindar el estruendo. La degradación del centro y los barrios mucho debe a la proliferación visual y sonora de la desmesura. Lo hiper, lo mega, lo super y macro son también, en lo que hace a este punto, una aterradora realidad. En una comunidad tan fragmentada como la nuestra no puede sorprender la abundancia de violencia auditiva. Es una señal, por no decir un síntoma, de aislamiento, de intolerancia al prójimo, de ineptitud para la convivencia. Impermeables a todo lo que no sea la supremacía del yo sobre el nosotros, nos encerramos todos, cada cual en su juego. El juego siniestro de la incomunicación y el desprecio.

Por Santiago Kovadloff - La Nación 16.04.2006


Simplemente, preguntándole a cualquier porteño, que está mal, que cambiaría, que le parece que se debería hacer, se podría obtener un diagnóstico bastante preciso de las necesidades insatisfechas de la ciudadanía. Recursos hay, solo se trata de cambiar y gestionar para la gente.
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es un espacio muy grande, que además es una suerte de vidriera del país...la puerta de entrada a la Argentina, con un efecto multiplicador y dominó, muchas veces.
No perdamos el tren y aprovechemos la oportunidad de hacer las cosas bien.



Ricardo A. Carrasquet
Realizador Audiovisual
carrasquet@fibertel.com.ar
http://elojoparlante.blogspot.com
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Copyright © 2006 - RACarrasquet
All rights reserved - TM

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

ArgenBlogs
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Visit www.BitterDays.co.uk  Bitacoras.com
imagen
Blog Directory - Add Link Blog Directory - Add Link Firefox El Catalejo, Portal de cultura Download Juice, the cross-platform podcast receiver
Directory of Commentary Blogs width=99 height=99 alt='myspace layouts, myspace codes, glitter graphics' border=0> Blog Search: The Source for Blogs Iscritto su CercaBlog.com la blogoteca Support WWF Blog Search: The Source for Blogs Segnalato da BlogNews
» Who had link here
blog search directory

imagen
LyricsDownload.com

Powered by BloggerVisitor locations Page copy protected against web site content infringement by Copyscape />
Liblogs BlogsPeru.com

Blogs Dominicanos Top 100 Italia di BlogItalia.it e Technorati
BloGalaxia
adopt your own virtual pet!
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
Blog Search: The Source for Blogs
Blog Flux Suggest - Find and Search Blogs Google PageRank Checker - Page Rank Calculator Button Creator for Free Terror Alert Level
Contador Gratis
« myspace layouts, myspace codes, glitter graphics
free Lyrics
Image Hosted by ImageShack.us Support WWF Support WWF's campaign against toxic chemicals Support WWF's campaign against toxic chemicals
Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Silktide SiteScore for this website BlogItalia.it - La directory italiana dei blog Herramientas para blogs y paginas web href="http://www.blogs.com.br" target="_blank">O Ponto de Encontro dos Blogueiros do Brasil
Get your own calendar

get peeptin @ flooble
adopt your own virtual pet! myspace layouts, myspace codes, glitter graphics British Blog Directory Scottish Blogs. English Blog Directory. British Blog Directory. Welsh Blogs. Northern Irish Blog Directory. Wannabe Expat - BritBlog myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics EnTrETeNhA-Me Depósito do Calvin Firefox
Página de recogida de firmas: http://sidar.org/firmas.
La Gioconda interactiva - Mona Lips-synch - Exhibition Images in Paris - Cité des Sciences, France Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index BritBlog Needs You!
CURRENT MOON
Bloogz

Powered by Blogger

Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign
Join the Blue Ribbon Online Free Speech Campaign!

BlogsPeru.com

http://www.sidar.org/firmas=Internet accesible para todos ¡YA!. Página de la petición. Revistas Culturales BloGalaxia
lyrics
a - z LYRICS

Support Bloggers' Rights!
Support Bloggers' Rights!

Sitios Argentina.com.ar logo myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics myspace layouts, myspace codes, glitter graphics Listed on the ArmchairGM Sports Blog Index Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
myspace layouts, myspace codes, glitter graphics [EFC Blue Ribbon - Free Speech Online]
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

adopt your own virtual pet!
Make Some Noise - Amnistía Internacional
Join
<!-- BEGIN bunnyhero labs pet code -->
<table border= adopt your own virtual pet! body { background:#135; margin:0; padding:40px 20px; font:x-small "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-Serif; text-align:center; color:#ccc; font-size/* */:/**/small; font-size: /**/small; } a:link { color:#9bd; text-decoration:none; } a:visited { color:#a7a; text-decoration:none; } a:hover { color:#ad9; text-decoration:underline; } a img { border-width:0; } /* Header ----------------------------------------------- */ @media all { #header { width:660px; margin:0 auto 10px; border:1px solid #468; } } @media handheld { #header { width:90%; } } #blog-title { margin:5px 5px 0; padding:20px 20px .25em; border:1px solid #357; border-width:1px 1px 0; font-size:200%; line-height:1.2em; color:#eee; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; } #blog-title a { color:#eee; text-decoration:none; } #blog-title a:hover { color:#ad9; } #description { margin:0 5px 5px; padding:0 20px 20px; border:1px solid #357; border-width:0 1px 1px; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#79b; } /* Content ----------------------------------------------- */ @media all { #content { width:660px; margin:0 auto; padding:0; text-align:left; } #main { width:410px; float:left; } #sidebar { width:220px; float:right; } } @media handheld { #content { width:90%; } #main { width:100%; float:none; } #sidebar { width:100%; float:none; } } /* Headings ----------------------------------------------- */ h2 { margin:1.5em 0 .75em; font:bold 78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#777; } /* Posts ----------------------------------------------- */ @media all { .date-header { margin:1.5em 0 .5em; color:#579; } .post { margin:.5em 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } } @media handheld { .date-header { padding:0 1.5em 0 1.5em; } .post { padding:0 1.5em 0 1.5em; } } .post-title { margin:.25em 0 0; padding:0 0 4px; font-size:140%; line-height:1.4em; color:#fc6; } .post-title a { text-decoration:none; color:#fc6; } .post-title a:hover { color:#fff; } .post div { margin:0 0 .75em; line-height:1.6em; } p.post-footer { margin:-.25em 0 0; color:#357; } .post-footer em, .comment-link { font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .post-footer em { font-style:normal; color:#579; margin-right:.6em; } .comment-link { margin-left:.6em; } .post img { padding:4px; border:1px solid #222; } .post blockquote { margin:1em 20px; } .post blockquote p { margin:.75em 0; } /* Comments ----------------------------------------------- */ #comments h4 { margin:1em 0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.2em; color:#579; } #comments h4 strong { font-size:130%; } #comments-block { margin:1em 0 1.5em; line-height:1.6em; } #comments-block dt { margin:.5em 0; } #comments-block dd { margin:.25em 0 0; } #comments-block dd.comment-timestamp { margin:-.25em 0 2em; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } #comments-block dd p { margin:0 0 .75em; } .deleted-comment { font-style:italic; color:gray; } /* Sidebar Content ----------------------------------------------- */ .sidebar-title { color:#579; } #sidebar ul { margin:0 0 1.5em; padding:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; list-style:none; } #sidebar li { margin:0; padding:0 0 .25em 15px; text-indent:-15px; line-height:1.5em; } #sidebar p { line-height:1.5em; } /* Profile ----------------------------------------------- */ #profile-container { margin:0 0 1.5em; border-bottom:1px dotted #357; padding-bottom:1.5em; } .profile-datablock { margin:.5em 0 .5em; } .profile-img { display:inline; } .profile-img img { float:left; padding:4px; border:1px solid #357; margin:0 8px 3px 0; } .profile-data { margin:0; font:bold 78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } .profile-data strong { display:none; } .profile-textblock { margin:0 0 .5em; } .profile-link { margin:0; font:78%/1.4em "Trebuchet MS",Trebuchet,Arial,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; } /* Footer ----------------------------------------------- */ #footer { width:660px; clear:both; margin:0 auto; } #footer hr { display:none; } #footer p { margin:0; padding-top:15px; font:78%/1.6em "Trebuchet MS",Trebuchet,Verdana,Sans-serif; text-transform:uppercase; letter-spacing:.1em; }

17.4.06

- MALOS AIRES Y MUCHO RUIDO -

- MALOS AIRES Y MUCHO RUIDO -


¿Hasta cuando los porteños tendremos que soportar tanta polución de todo tipo?

El Riachuelo, por ejemplo, se ha constituido en un icono de la falta de gestión y el abandono, que viene desde siempre, pero se agrava día a día con el desdén del GCBA, los municipios circundantes correspondiente y de la Provincia de Buenos Aires.

¿Cómo es posible que desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, no se controle el impacto visual y el deterioro del espacio público? Veredas, calles, tránsito, sendas peatonales, espacios verdes, baches, negocios, robos de placas y monumentos, paredes pintadas, botellas tiradas, vidrios, deposiciones caninas, etc.
De la seguridad, mejor ni hablar: robos, casas tomadas, inseguridad, arrebatos en subterráneos, plazas y parques, etc. Seguimos sumando muertos por distintas causas todos los días: trabajo esclavo e inhumano, accidentes en la vía pública, falta de mantenimiento en ascensores, vencimiento y falta de matafuegos, etc.

Qué hace el GCBA para que los inescrupulosos de siempre, no hagan de la Capital Federal de la República Argentina, una suerte de "viva la pepa" ó "hago lo que se me canta la realísima gana"
No hay controles... todo se puede y el slogan es: ¡me importa un rábano del prójimo! Pero la culpa es siempre de las autoridades, que no toman en sus manos la problemática ciudadana y nunca del chancho.
Para que NO tengamos los dramas cotidianos, a los que nos tienen acostumbrados en "La Ciudad de la Furia", debemos controlar y NO permitir "infracciones menores" para no padecer los problemas superiores. Se trata de no ser permisivos y hacer respetar a rajatabla la ley u ordenanzas vigentes... nada más ni nada menos. ¡Se puede! Se debe poner voluntad.

Esta es una nota que llama a la reflexión sobre uno de los tantos aspectos preocupantes:


La dictadura del ruido en Buenos Aires (Nota de Santiago Kovadloff – La Nación)


Lo sabemos. Lo padecemos todos. Ya es imposible caminar por Buenos Aires sin exponerse al estruendo aplastante de sus calles. De sus calles, de tantos de sus negocios, del griterío de sus transeúntes y de los consumidores de celulares, esa nueva secta de desaforados que empuñan sus teléfonos móviles a los gritos sin considerar dónde se encuentran e imponiéndonos lo que no nos importa. La polución sonora, esa catástrofe ambiental que envilece no menos que la suciedad del aire, la aglomeración, la miseria, la basura desparramada y la invasión del espacio público mediante un aluvión de carteles de proporciones patológicas y despiadadas, contribuye a hacer de Buenos Aires una capital agónica. Su pavorosa expansión viene a probar que la exclusión multiplica entre nosotros sus recursos operativos. Aturdidos por la avalancha de ruidos que se entreveran y potencian, la ciudad nos expulsa también de esta manera: ensordeciéndonos. Así, más que el sitio donde los porteños vivimos, Buenos Aires ha pasado a ser el patético escenario donde duramos aturdidos y aturdiéndonos. Sólo Hong Kong y San Pablo tienen el triste privilegio de preceder a Buenos Aires entre las ciudades más ruidosas del mundo. El Departamento de Acústica y Electroacústica de la Universidad de Buenos Aires advirtió recientemente que, en las últimas tres décadas, el nivel del ruido en la Capital Federal se había triplicado. Supera en la actualidad los 70 decibeles. Más allá de los 90 decibeles, sentencia la Organización Mundial de la Salud, los sonidos pasan a ser dañinos. Este, por lo demás, es el nivel que, con absoluta impunidad, se alcanza en los locales que frecuentan para bailar nuestro chicos y adolescentes. Por supuesto, los primeros infractores son, en tal sentido, quienes deberían imponer y resguardar la ley, tanto dentro como fuera de los boliches. Las autoridades insensibles a estas brutales evidencias de degradación urbana son por lo tanto los cómplices preferenciales de este festín de la barbarie auditiva. Pero la cultura del estruendo va más allá de ellos. Es un siniestro "bien" colectivo. Un valor reivindicado en los medios de comunicación, en los de transporte, en el tono con que nuestros políticos se dirigen a la gente, en los locales donde se come y se bebe. Los estadios deportivos ya no pueden jactarse de concentrar entre sus muros el monopolio del estruendo. Todos los espacios públicos se han convertido en Buenos Aires en escenarios de ruido inclemente, en prueba de un brutal desinterés por la discreción. El ruido es dictatorial, una imposición generalizada e implacable. ¿Cómo no bendecir esas horas de la noche o del fugaz amanecer en las cuales el silencio envuelve otra vez la ciudad? Sin embargo, esas horas son, entre nosotros, cada vez menos. Bombardeados por un aluvión de sonidos disímiles, antagónicos e igualmente hirientes, se diría que nos hemos vuelto sordos a las evidencias de esta profunda enajenación acústica. "El ruido permanente obliga a la gente a hablar a los gritos -escribe Juan José Sebreli-, agregando de este modo confusión, una sensación agobiante de caos y la consiguiente agresividad y nerviosismo crónico." El silencio es temido. Se lo presiente y se lo siente como amenaza, como intemperie, como un intruso indeseable que priva de la serenidad y del aplomo que, en cambio, parece brindar el estruendo. La degradación del centro y los barrios mucho debe a la proliferación visual y sonora de la desmesura. Lo hiper, lo mega, lo super y macro son también, en lo que hace a este punto, una aterradora realidad. En una comunidad tan fragmentada como la nuestra no puede sorprender la abundancia de violencia auditiva. Es una señal, por no decir un síntoma, de aislamiento, de intolerancia al prójimo, de ineptitud para la convivencia. Impermeables a todo lo que no sea la supremacía del yo sobre el nosotros, nos encerramos todos, cada cual en su juego. El juego siniestro de la incomunicación y el desprecio.

Por Santiago Kovadloff - La Nación 16.04.2006


Simplemente, preguntándole a cualquier porteño, que está mal, que cambiaría, que le parece que se debería hacer, se podría obtener un diagnóstico bastante preciso de las necesidades insatisfechas de la ciudadanía. Recursos hay, solo se trata de cambiar y gestionar para la gente.
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es un espacio muy grande, que además es una suerte de vidriera del país...la puerta de entrada a la Argentina, con un efecto multiplicador y dominó, muchas veces.
No perdamos el tren y aprovechemos la oportunidad de hacer las cosas bien.



Ricardo A. Carrasquet
Realizador Audiovisual
carrasquet@fibertel.com.ar
http://elojoparlante.blogspot.com
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Copyright © 2006 - RACarrasquet
All rights reserved - TM

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home